Print Friendly

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, hizo un vehemente llamado al país para trabajar en unidad, y cada quien en lo que le corresponda, para superar el problema de violencia que frena el desarrollo y somete a un clima de intranquilidad a las familias salvadoreñas.

 

“Le pido al pueblo salvadoreño que colaboremos, que trabajemos (…) que las familias se mantengan unidas, que en las familias haya amor”, dijo el mandatario el sábado en Zacatecoluca durante el programa Gobernando con la Gente.

 

El gobierno trabaja con firmeza en el combate frontal de los grupos criminales a través de una estrategia que, bajo un enfoque integral, también integra mecanismos de prevención y rehabilitación, así como el fortalecimiento de las instituciones que trabajan en la seguridad pública.

 

“No es posible que jóvenes por el desamor de sus padres encuentren el camino de la violencia, tenemos que reconstruir ese cariño, ese amor en la familia”, afirmó el jefe de Estado en referencia a la importancia de hacer cada quien lo propio para construir un país libre de la violencia -en todas sus formas- y sin elevados índices de criminalidad.

 

El gobernante pidió a las comunidades recuperar sus propios espacios y practicar la convivencia pacífica.

 

“La comunidad no puede estar presa del miedo ni del temor, tenemos que levantar la cabeza como salvadoreños y trabajar por construir este país lleno de esperanza, lleno de futuro, este país que nos demanda que le demos más oportunidades a los jóvenes”, dijo el presidente Sánchez Cerén.

 

 

 

San Salvador, 6 de julio de 2015.