Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se unió hoy a las voces que piden que el proceso judicial que la Fiscalía emprendió contra el sacerdote español, Antonio Rodríguez, sea ágil y eficiente, de tal forma que, al aclararse las acusaciones y en caso de ser encontrado inocente, el religioso pueda recuperar su libertad.

“Yo me uno a todas aquellas voces que están pidiendo que sea un proceso basado en información firme, que las investigaciones también se hayan hecho con mucha eficiencia y que se garantice un proceso rápido”, dijo el gobernante al ser consultado sobre el proceso contra el sacerdote católico, quien ha sufrido un deterioro de su salud y se encuentra hospitalizado.

El Presidente de la República consideró importante “que todos los señalamientos que ahí están planteados se aclaren y el padre Toño pueda recuperar su libertad, o se le den algunas medidas que se le pueden aplicar, dado el nivel de acusaciones que se están haciendo contra él”.

San Salvador, 11 de agosto de 2014.