Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, en compañía de la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, recibió hoy en Casa Abierta a las niñas y niños del Coro Presidencial para el Buen Vivir y a estudiantes del Centro Escolar General Francisco Menéndez, de Atiquizaya, quienes son parte de un combo musical y reciben formación en pintura.

“Mi gobierno considera que la prioridad de la nación es la niñez y la adolescencia, por eso es que los hemos invitado aquí porque ustedes son productos de programas educativos y de programas culturales”, expresó el mandatario al darles la bienvenida.

“Ahora esta es una casa que se llena de sonrisas, se llena de alegría y ahora se va llenar de música y se va llenar de pintura porque ustedes van a mostrar el talento que tienen, sus habilidades artísticas”, añadió.

El presidente dijo que cuando las niñas y los niños cantan “generan en nosotros esperanza, generan alegría, generan optimismo”.

“Eso es lo que queremos trasmitirle a nuestro pueblo, esperanza, optimismo, dinamismo, que la vida sonríe y sonríe cuando se dan oportunidades”, afirmó el estadista.

La jornada comenzó con la entonación de los temas Proclámenlo Santo, del salvadoreño Guillermo Cuellar, y Quincho Barrilete, del nicaragüense Carlos Mejía Godoy, por parte del Coro para el  Buen Vivir, formado a iniciativa de la primera dama con niñas y niños de comunidades de San Salvador.

Luego se sumaron con su ritmo de cumbia el combo musical que integran estudiantes, entre 10 y 12 años, del centro escolar de Atiquizaya, en donde gracias a la Escuela Inclusiva del Tiempo Pleno se da formación en varias ramas artísticas a niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

El mandatario informó que gracias a este modelo unas 700 mil niñas y niños de más de 2000 escuelas están practicando canto, baile, pintura, poesía, entre otras artes y habilidades.

“El deber de este gobierno es darles las oportunidades a ustedes para que puedan ser los mejores profesionales, tengan los mayores conocimientos, pero además también tengan los más virtuosos valores”, dijo el presidente respecto a la apuesta del gobierno por la calidad educativa y la formación artística.

Por su parte, el ministro de Educación, Carlos Canjura, dijo que educación de calidad “significa asegurar que las futuras generaciones desarrollen buenas capacidades productivas y además altas competencias como ciudadanos”.

Destacó que la formación y la práctica artística tiene un gran impacto en la construcción de valores.

El ministro Canjura consideró que el derroche de talento mostrado esta mañana en Casa Abierta “es una muestra de  todo lo que podemos hacer” y evidencia “la ruta que se debe seguir”.

El grupo de estudiantes que reciben formación en pintura obsequiaron varias de sus obras a la pareja presidencial.

Estas pinturas que “han salido de los más profundo de su inspiración, de su corazón” serán parte de la colección que se exhibe en la Residencia Presidencial, formada por obras de los más destacados artistas salvadoreños, dijo el presidente.

El gobernante también se refirió a la puesta en marcha del teatro infantil La Colmenita en El Salvador, a partir de la experiencia que impulsa el gobierno cubano con niñas y niños que participan en puestas escénicas con profundo sentido educativo, reflexivo y filosófico.

“En un año queremos presentar una obra de La Colmenita salvadoreña y la vamos hacer con niños cubanos y niños salvadoreños”, explicó el presidente Sánchez Cerén.

La nueva jornada de Casa Abierta concluyó con el ensamble de El Sombrero Azul que hizo el combo musical y el Coro para El Buen Vivir y el recorrido de los invitados por la exposición Referentes Identitarios de El Salvador, que engalana las paredes de la antigua Residencia Presidencial donde el mandatario ahora recibe a distintos sectores sociales para escucharles y compartir.

San Salvador, 6 de junio de 2015.