Print Friendly

Para el gobierno, revertir los índices de criminalidad requiere de un fortalecimiento de las instituciones que velan por la seguridad en el país, así como dignificar el trabajo que realizan los agentes policiales en los territorios.

El presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy la voluntad de su gobierno de dignificar el trabajo que realizan los agentes de la Policía Nacional Civil en el combate a la criminalidad, a través del fortalecimiento de la institución y de la entrega de incentivos monetarios que les permitan una mejor calidad de vida para sus familias

“Queremos reafirmarles nuestro compromiso con la entrega de un bono trimestral a cada elemento policial. Tengan la confianza de que ese bono llegará a ustedes. Nosotros hemos tomado muy en serio la labor del agente policial, por eso estamos respaldándoles a ustedes y a sus familias”, aseguró el jefe de Estado en la ceremonia de traspaso de mando de la dirección de esta institución.

Explicó que el dinero para el pago de este bono saldrá de la contribución especial para seguridad que ya se está implementando.

“Llamamos a las empresas telefónicas a hacer un debido cumplimiento de este proceso, hoy más que nunca El Salvador espera del compromiso de todos, y es imprescindible el respaldo de las empresas en este gran esfuerzo nacional por un país más seguro”, manifestó el mandatario.

Informó además que en los próximos días se presentará a la Asamblea Legislativa para su aprobación una propuesta de $100 millones aprobados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), fondos que se utilizarán para comprar más vehículos y mejorar la infraestructura de las sedes policiales que hay en todo el país.

En su mensaje, precisó que su gobierno seguirá ampliando los programas que benefician a los agentes policiales y a sus familias. Ejemplo de ello es que continuarán entregando mensualmente una cuota económica a los hijos e hijas menores de dieciocho años de los agentes caídos a manos de la delincuencia.

En este sentido, aseguró también que el Ministerio de Relaciones Exteriores, trabaja un programa de cooperación con muchos países para otorgar becas de estudios superiores a los hijos de los agentes que perdieron la vida en el ejercicio de su labor.

“Hagámoslo también en homenaje a aquellos policías que han entregado su vida defendiendo la paz y la tranquilidad de la familia salvadoreña. A todos ellos les rindo mi más sentido homenaje y la gratitud de todo nuestro pueblo por haber entregado lo más preciado, la vida; les reitero que esos crímenes no quedarán impunes”, acotó.

San Salvador, 3 de febrero de 2016.