Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó hoy la necesidad de trabajar juntos para acordar una reforma fiscal que permita evitar más endeudamiento y llevar recursos al Estado para atender necesidades como las que urgen en hospitales y escuelas.

Tras recibir el bastón de mando como Comandante General de la Fuerza Armada, el Jefe de Estado dijo a la prensa que “el país es de todos y también todos tenemos que contribuir. Necesitamos mejorar la recaudación fiscal”.

El Presidente de la República indicó que El Salvador no puede seguir endeudándose y se debe aprobar impuestos que no afecten a los sectores más pobres.

En ese sentido, hizo un llamado a los empresarios a visitar hospitales y escuelas para que se den cuenta de la necesidad de recursos que tiene el Estado a fin de atender con mayor calidad los servicios tan importantes como la salud y educación.

Añadió que el gobierno está en el inicio de un diálogo con la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), a quienes se les ha entregado la información de las reformas que se presentaron hace unas semanas, al final del mandato del expresidente Mauricio Funes.

“Estamos en la disposición de hacer las reuniones lo más pronto posible para tomar en cuenta las sugerencias que ellos están planteando en el tema de la reforma fiscal”, expresó el Jefe de Estado.

Además dijo que está “abierto a escuchar, estamos abiertos a que aquellas observaciones que sean importantes las vamos a tomar en cuenta”, pero que en una negociación “deben haber concesiones de las dos partes”.

Tenemos que “llevar a delante una reforma fiscal, el país necesita recursos para llevarlo adelante”, afirmó el Presidente de la República.

San Salvador, 5  de junio de 2014.