Print Friendly
  • Al rendir su informe desde el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, el mandatario hizo un balance del trabajo, en los cuales destaca que la población ha empezado a recuperar la esperanza sobre la solución al histórico y estructural problema de inseguridad.

 

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, acudió hoy con mucho respeto y dando cumplimiento a un mandato constitucional a rendir el informe del segundo año de gobierno ante la honorable Asamblea Legislativa.

 

“Ustedes representan la diversidad de pensamientos políticos de nuestro país, conforman este espacio plural donde nacen las leyes que marcan el destino de nuestra nación, y saben que el único camino para la prosperidad y el desarrollo es poner al país en el centro de nuestro trabajo”, expresó el gobernante al iniciar su discurso ante los 84 diputados y diputadas.

 

“Al llegar al segundo año, puedo afirmar que hemos alcanzado importantes logros superando grandes desafíos”, argumentó el estadista.

 

El presidente remarcó –entre aplausos- que el segundo año de su administración “se caracteriza sobre todo por la efectividad y los resultados alentadores en el combate contra el crimen”.

“Juntos como nación estamos dando importantes pasos para llevar tranquilidad al país. Felicito y agradezco, en nombre del pueblo y de mi gobierno,  la aprobación unánime por esta Asamblea Legislativa de los 152 millones de dólares para la seguridad”, expresó en ocasión de la votación favorable y unánime realizada en la pasada sesión plenaria.

 

El jefe de Estado afirmó que “en los salvadoreños se fortalece ahora la confianza de que sí es posible construir un país seguro, con oportunidades para el bienestar de todos”.

En ese sentido, hizo un llamado urgente a todo el país, pues “para seguir derrotando el crimen necesitamos ampliar las medidas y destinar los recursos necesarios para hacer sostenible en el tiempo este combate”.