Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, afirmó hoy en la ceremonia de su investidura que para que el país progrese es necesario garantizar inversión en salud y educación.

“Si queremos progreso también debemos garantizar inversión en salud y educación, que en los últimos cinco años tuvieron reformas trascendentales”, dijo el mandatario salvadoreño en la transmisión de mando celebrada esta mañana en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones.

El Presidente reafirmó su compromiso con la profundización y la consolidación de la reforma de salud: “Todos los niveles requieren de una mejora sustancial en la atención y vamos a promoverla. Garantizaremos aquellos mecanismos que promuevan y faciliten la participación social y comunitaria, la intersectorialidad y la contraloría social”.

Aseveró que la educación también es un pilar de la sociedad y el desarrollo: “Vamos a trabajar para que todos los salvadoreños tengan acceso a la formación para la vida y la competencia laboral. Por ello, vamos a continuar con la reforma educativa y a hacer realidad, en todo el país, el programa Vamos a la Escuela”.

Anunció que su administración llevará los paquetes escolares hasta el bachillerato, continuará con el esfuerzo por erradicar el analfabetismo y trabajará por la formación superior y permanente de los maestros. “Haremos realidad el programa Un niño, una computadora y la instalación de internet en los centros escolares”, agregó.

El Presidente de la República aseguró que las universidades tendrán un papel importante en la formación para el desarrollo: “Vamos a apoyar la Universidad de El Salvador para iniciar el programa Universidad en Línea, e iniciaremos la formación tecnológica superior”.

San Salvador, 1 de junio de 2014.