Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén anunció hoy que su gobierno dialogará y construirá los consensos que permitan afinar la propuesta de contribución especial para financiar las acciones que garanticen seguridad a las familias salvadoreñas.

“Tenemos el compromiso en el Plan Quinquenal de construir un El Salvador Seguro. Sabemos que este es un reto complejo que obedece a causas históricas estructurales, pero mi gobierno tiene la decisión y la firmeza de enfrentar el crimen, enfrentar las extorsiones”, dijo el jefe de Estado en el Salón de Honor de Casa Presidencial en una conferencia de prensa.

El gobernante expresó que hay apertura para escuchar las propuestas que surjan y poder hacer modificaciones al proyecto presentado el jueves 17 de septiembre a la Asamblea Legislativa por parte del Ejecutivo.

“Estamos dispuestos a construir, a modificar este proyecto, en aras de entendernos”, dijo el jefe de Gobierno.

Aclaró que, no obstante, su administración está convencida de la necesidad de un mecanismo de financiamiento para el Plan El Salvador Seguro, pues la seguridad ciudadana es el principal desafío que enfrentamos como nación.

La propuesta, dijo el Presidente de la República, ha generado un debate saludable que permitirá definir un mecanismo eficaz y a la medida de las necesidades de financiamiento de la seguridad.

“No nos debe asustar el debate, si este es el país que hemos construido, un país donde podemos opinar, pero también podemos construir consensos”, expresó el mandatario.

Añadió que “estamos formando una cultura de entendimiento, como bien lo dice el papa Francisco: la sociedad necesita una cultura de entendimiento; y hoy más que nunca necesitamos una cultura de entendimiento en este tema tan agobiante para la población”.

El jefe de Estado expresó que toda contribución, todo tributo, afecta a la población, pero que la propuesta del gobierno ha sido analizada a partir de los graves efectos que la inseguridad impone al desarrollo.

“Este planteamiento que hemos hecho no es improvisado”, dijo el presidente Sánchez Cerén.

Señaló que la contribución, tal como está planteada, “no es exclusiva para la población pobre”, sino que recaerá a partir del consumo amplio o mínimo que cada persona realice en el creciente mercado de las telecomunicaciones.

“Todos opinamos que se eleva el nivel de homicidios, de las extorsiones, del impacto de la inseguridad en la economía, pero es la hora de actuar, es la hora de que nos pongamos la mano en la conciencia y digamos de qué forma puedo participar yo”, expresó el mandatario.

Asimismo, enfatizó el anuncio del inicio del proceso para disminuir las tarifas de telefonía por parte de la SIGET, que al ser de un promedio del 13% amortiguará el efecto que tendría en la población la aprobación de la contribución especial.

El secretario de Gobernabilidad y comisionado para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, Hato Hasbún, detalló que el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) ha sido convocado para el próximo miércoles con el objetivo de conocer y discutir la propuesta de contribución especial.

“Este es un gobierno que busca entendimientos y acuerdos”, y en el tema de seguridad es el CNSCC la instancia para poder generar una discusión constructiva, expresó el funcionario.

San Salvador, 21 de septiembre de 2015.