Print Friendly, PDF & Email
  • El Presidente Sánchez Cerén dijo que esta unión comercial entre los tres países permitirá la generación de más fuentes de empleo, la facilitación del comercio, así como mejores procedimientos y regulaciones aduanales.

 

Los beneficios de la integración fronteriza de El Salvador, Guatemala y Honduras a través de la Unión Aduanera, convertirán a la subregión en la octava economía más fuerte de América Latina, con un mercado de 32 millones de habitantes, que representa un 73% de la población centroamericana.

 

Así lo informó hoy el Presidente Salvador Sánchez Cerén durante una declaración a la prensa brindada junto a sus homólogos de  Honduras, Juan Orlando Hernández, y de Guatemala, Jimmy Morales, con quienes sostuvo una cumbre de trabajo donde se confirmaron los avances en el proceso de la integración profunda y la Unión Aduanera entre estas naciones.

 

Agregó que este proceso de integración aduanera dejaría a la subregión del Triángulo Norte con un producto interno bruto de $126 mil millones, aproximándose a la mitad del PIB regional.

 

“Como nación comprometida con la integración regional, estamos convencidos de que esta etapa marcará un hito para acercarnos a los objetivos de nuestro Sistema de Integración”, dijo el gobernante salvadoreño en el puesto fronterizo El Corinto (Honduras).

 

Manifestó que los beneficios de la integración fronteriza de las tres naciones, serán clave para el crecimiento de las economías y el bienestar de sus pueblos.

 

“Los avances que juntos hemos alcanzado hasta la fecha nos permitirán llevar más beneficios a nuestras poblaciones, generando más posibilidades de empleo, facilitación del comercio, libre movilidad de mercancías, mejores procedimientos y regulaciones y armonización de normas”, expresó el jefe de Estado.

 

Previo a la declaración, los tres Presidentes sostuvieron un encuentro privado, y también hubo una fase en la que participaron sus equipos técnicos.

 

El Corinto (Honduras), 20 de agosto de 2018.