Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, agradeció hoy a los diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa por la aprobación de tres importantes préstamos que estaban pendientes de ratificación, dos de ellos por $67 millones que servirán para apoyar las tareas de seguridad y otro de $25 millones para el desarrollo del turismo.

“Solo uniéndonos vamos a lograr superar el problema de la inseguridad y esta aprobación es una muestra de que el país está trabajando para lograrlo”, expresó el jefe de Estado, quien este día cumple una agenda de trabajo en Panamá como parte de la VII Cumbre de las Américas.

Los recursos de estos préstamos -que contaron con el respaldo de los partidos políticos con representación en la Asamblea Legislativa, exceptuando a ARENA- servirán para financiar acciones de prevención de violencia y capacitación para jóvenes, así como para el fortalecimiento de las instituciones que trabajan en la seguridad pública.

En materia de seguridad fue aprobado el préstamo por 45 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual servirá para impulsar, entre otras acciones, programas de prevención de violencia juvenil a nivel local, financiación de los Parques de Convivencia e Inserción Laboral, en donde se desarrollarán actividades deportivas, arte y cultura, prevención de violencia y género.

Además, los recursos servirán para fortalecer los procesos de rehabilitación y reinserción de los reos en fase de confianza y semilibertad, a través de la capacitación en distintas destrezas laborales, equipamiento  y adecuación de talleres al interior de las granjas penitenciarias y de los centros penales y se adquirirán brazaletes electrónicos.

El segundo préstamo para la seguridad es del KFW (banco alemán estatal), el cual se invertirá en la puesta en marcha del proyecto Espacios Seguros de Convivencia para Jóvenes de El Salvador (CONVIVIR). La cifra es de $22.2 millones, de los cuales 12 millones son en concepto de donativo, por lo que el país solo pagará 10 millones con un periodo de 10 años de gracia.

El proyecto CONVIVIR está dirigido a jóvenes en comunidades marginadas entre 14 y 25 años de al menos 8 municipios.

El tercer préstamo, por $25 millones, también es del BID y se invertirá en el desarrollo turístico de la franja costero marina a través del incremento del empleo turístico, con énfasis en las mujeres, la realización de inversiones orientadas a segmentos de turismo de sol y playa y ecoturismo, así como el apoyo a micro-negocios turísticos.

Este proyecto incluye inversiones en instalaciones como muelles y embarcaderos, malecones, senderos pedestres e interpretativos, ciclo vías, mercados tradicionales y artesanales, miradores paisajísticos, en las principales localidades y áreas turísticas, especialmente en áreas naturales de importancia turística como la zona de la Cordillera del Bálsamo cercana a la costa y la Bahía de Jiquilisco.

Ciudad de Panamá (Panamá), 10 de abril de 2015.