Print Friendly
  • Durante el programa Casa Abierta embajadores y embajadoras, así como socios estratégicos cooperantes, compartieron con el mandatario un espacio de intercambio de experiencias sobre el trabajo realizado en áreas claves para el desarrollo económico, social y cultural del país.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén agradeció hoy a la comunidad internacional el apoyo brindado al país en la construcción y consolidación de la democracia,  a través de su acompañamiento antes, durante y posterior a la firma de los Acuerdos de Paz, el 16 de enero de 1992.

 

“Una guerra de doce años generó las condiciones en el mundo de una enorme solidaridad, que permitió construir las base para solucionar el conflicto por la vía negociada, fueron esfuerzos de la comunidad internacional, de organizaciones dedicadas a la cooperación que construyeron también  esperanzas” dijo el gobernante durante el programa Casa Abierta.

 

Esta edición del programa se realizó en el marco de la celebración de la Semana de la Cooperación “A 25 años de paz, tejiendo alianzas con socios de la cooperación para la construcción del Buen Vivir”, que forma parte de los eventos que lleva acabo Cancillería previos a la conmemoración de los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz, el 16 de enero de 2017.

 

Durante este espacio, que contó con la participación de representantes diplomáticos, entre embajadores y jefes de las agencias de cooperación,   el mandatario resaltó los esfuerzos conjuntos realizados para orientar recursos que permitan la consecución de un país próspero, educado y seguro.

 

Manifestó además que los Acuerdos de Paz fueron un “esfuerzo decidido para construir una nueva institucionalidad democrática, para lo cual la comunidad internacional jugó un papel esencial”.

 

“Los Acuerdos de Paz implicaron una  reforma constitucional y el surgimiento de nuevas instituciones como la Policía Nacional Civil, la ANSP,  la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos  y muchas instituciones que había que desarrollarlas, y en este esfuerzo tuvimos el acompañamiento de la comunidad internacional”, dijo el gobernante.

 

Aseguró que la construcción de la democracia implica vincular el desarrollo económico con el desarrollo social, y la comunidad internacional, a través de los diferentes proyectos y programas de cooperación contribuyen en la consecución de este objetivo.

 

Por su parte, los embajadores y embajadoras participantes pasaron revista a los diferentes programas y proyectos que ejecutan en el país, y expresaron su satisfacción y voluntad para continuar trabajando de la mano con el gobierno en la construcción de una sociedad inclusiva, con equidad y democracia.

 

La embajadora de Cuba, Iliana Fonseca, agradeció al mandatario la confianza depositada en el gobierno cubano en la ejecución de proyectos de impacto social en El Salvador como La Colmenita, programas de alfabetización, trabajo comunitario y el centro oftalmológico de San Vicente.

 

Asimismo, el embajador del Reino de España, Francisco Rabena, explicó que la cooperación de su país se caracteriza por tres ejes fundamentales: el estar siempre a la disposición de las prioridades y las necesidades del pueblo salvadoreño, ser una cooperación transparente y ser una cooperación eficaz para mejorar el bienestar de los salvadoreños y salvadoreñas

 

“Tenemos un compromiso serio con la ciudadanía salvadoreña y tenemos un compromiso serio con las autoridades salvadoreñas, con el señor Presidente de la República, con la Cancillería, con los ministerios, nos sentimos orgullosos de nuestro papel aquí, pero sobre todo sentimos que nos queda mucho por hacer y trabajar conjuntamente”, dijo el embajador.

 

En este marco, la embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, dijo que su país está comprometido con seguir cooperando con nuestra  nación para alcanzar sus sueños, al destacar el apoyo a programas trascendentales como la Alianza para la prosperidad y el Plan El Salvador Seguro, entre otros.

 

 

San Salvador, 19 de noviembre de 2016.