Print Friendly
  • El gobernante disertó hoy ante la Asamblea General de la ONU, donde instó a los países miembros a consolidar una agenda donde la democracia, el desarrollo sostenible y la paz sean pilares fundamentales.

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó el rol decisivo desempeñado por la Organización de las Naciones Unidas en defensa y promoción de los derechos humanos a nivel mundial, así como en el impulso de la paz y la seguridad internacional.

Durante su discurso en la 71° Asamblea General de Naciones Unidas, el estadista salvadoreño agradeció el valioso apoyo que la organización brindó a El Salvador a lo largo de los últimos 25 años, a través de ejercicios y ejecución de programas y proyectos de cooperación internacional, así como en el fortalecimiento de la democracia y el Estado de derecho.

“Esta visión compartida nace gracias a que El Salvador logró resolver el conflicto armado de los años 80 a través de un intenso proceso de diálogo y negociación que culminó con la firma de los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992, donde tuvimos el invaluable acompañamiento de las Naciones Unidas”, dijo el jefe de Estado en este cónclave realizado en New York, Estados Unidos.

“Permítame destacar que esto no solo marcó un hito histórico para El Salvador, sino también es un ejemplo exitoso que en el marco de las Naciones Unidas, puede servir de referencia para la solución de otros conflictos”, agregó el mandatario.

En este sentido, explicó que El Salvador ha expresado su entera disposición para aportar desde su experiencia al proceso de paz impulsado por Colombia, que recientemente ha firmado su pacto definitivo por la paz y se encamina a la implementación de los acuerdos alcanzados.

“Deseo manifestar que El Salvador se prepara para celebrar el 25 Aniversario de los Acuerdos de Paz en enero de 2017, esta será la ocasión propicia para contar nuevamente con el respaldo de Naciones Unidas, consolidar la definición de la agenda de nación en la que estamos trabajando para profundizar nuestros logros”, manifestó.

Para el gobernante, El Salvador reconoce que el reto de seguir construyendo una cultura de paz va justamente de la mano con una agenda de desarrollo sostenible.

“Para nosotros no se puede concebir el desarrollo sostenible y la democracia sin paz, ni paz sin democracia y desarrollo sostenible”, dijo.

New York (Estados Unidos), 22de septiembre de 2016