Print Friendly

Como parte de la política de acercamiento y diálogo, el presidente Salvador Sánchez Cerén sostuvo ayer un encuentro con representantes del sector agrícola en el que se evaluaron las medidas inmediatas a impulsar para mejorar las condiciones de producción ante el fenómeno de la sequía.

De acuerdo con el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, uno de los principales temas abordados fue la urgencia de potenciar, en el mediano y largo plazo, los sistemas de riego en el país, ya que es fundamental contar con tecnología de punta que garantice una producción suficiente de granos básicos para el consumo de las familias salvadoreñas.

En este sentido, manifestó que el jefe de Estado ha girado instrucciones al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y a la Secretaría Técnica de la Presidencia  para que, en coordinación con los agricultores, busquen mecanismos que permitan ampliar las acciones que realiza ya el gobierno para mejorar estos sistemas de riego.

“Ya en el país hay importantes distritos de riego, como es el caso de Zapotitán, donde se han venido reparando los sistemas de bombeo, los canales, tuberías de distribución de estos sistemas. Esta es una inversión importante de varios millones”, manifestó.

El funcionario explicó que hasta el momento la sequía ha afectado en mayor medida a la producción de maíz, ya que es la semilla que regularmente se siembra a inicios de la época lluviosa.

“En el mes de mayo se siembra muy poco frijol, por ejemplo, se siembra apenas entre el 2 y el 5% de la cosecha nacional. El frijol suele sembrarse en la postrera que es en el mes de agosto”, dijo el funcionario.

El secretario detalló que el MAG  está preparado con un refuerzo de paquetes agrícolas para aquellos productores que perdieron su cosecha por la sequía.

“El gobierno vía el Ministerio de Agricultura distribuirá nuevos paquetes agrícolas en aquellos lugares donde es posible sembrar en esta segunda cosecha”, informó el vocero del gobierno.

Con respecto a la producción de caña de azúcar, Chicas manifestó que durante la reunión se analizaron las medidas que deben impulsarse en el caso de que las lluvias se extiendan hasta el final del año, producto de la entrada tardía del invierno.

“No podemos señalar en este momento que vaya haber un impacto sobre la caña; si al final del año se alarga el ciclo de lluvias, producto de que comenzó tarde, eso sí puede eventualmente afectar el café y la cañicultura”, dijo.

Agregó que el gobierno continuará un esfuerzo decidido para garantizar el éxito en la producción agrícola.

“Se está gestando ya los mecanismo gubernamentales, gremiales, sectoriales con los propios productores. Este gobierno ha abierto un espacio de participación donde los propios productores a partir de su experticia practica tendrán las puertas abiertas para traer iniciativas y también para recibir apoyo técnico, apoyo material en un periodo como este”, aseguró.

San Salvador, 14 de julio de 2015.