Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, anunció hoy que ha firmado una iniciativa, que deberá ser aprobada por la Asamblea Legislativa, para condonar las multas e intereses a los empresarios que adeudan impuestos al Estado, como parte de un gesto de buena voluntad de su gobierno con el fin de que puedan ponerse al día con estas obligaciones.

“La iniciativa que he mandado es una muestra de buena voluntad al país, como muestra de buena voluntad a todos aquellos contribuyentes que tienen deuda con el Estado”, expresó el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente realizado en la comunidad La Chacra de San Salvador.

La ley transitoria para facilitar el cumplimiento voluntario de obligaciones tributarias y aduaneras, pretende que los contribuyentes que tienen deuda con el Estado puedan pagarla en un corto plazo, a través de la condonación de los montos que deben en multas e intereses.

El jefe de Estado afirmó que existen muchos empresarios en el país que no pagan sus impuestos, una deuda que suma 513 millones de dólares.

El presidente Sánchez Cerén resaltó que si al gobierno le pagaran ese dinero “pudiéramos resolver rápidamente los problemas de salud, los temas de educación, los temas de infraestructura, los temas de seguridad”.

“No puedo perdonar lo que deben, es decir el capital que deben, pero si puedo perdonar las multas y puedo perdonar también los intereses”, enfatizó el jefe de Estado sobre esta iniciativa fiscal.

Explicó que al aprobarse esta ley transitoria, que espera pueda entrar en vigencia el próximo mes, la condonación de las multas e intereses se realizará de la siguiente manera:

100% a los que paguen el primer mes de vigencia de la ley.
90% a quienes paguen en el segundo mes.
80% a los contribuyentes que realicen el pago en el tercer mes.

El gobernante afirmó que una vez cumplidos los 90 días efectivos para el pago dentro de esta ley transitoria se publicará en los periódicos la lista de todos los que deben impuestos al Estado.

“Este es un gesto de buena voluntad para que puedan quitarse esa presión de una deuda millonaria. El Estado no puede perdonar la deuda, pero si puede perdonar los intereses y las multas”, reiteró el Presidente de la República.

San Salvador, 23 de agosto de 2014.