Print Friendly
  • Las medidas, que serán presentadas con prontitud a la Asamblea Legislativa, contemplan un mayor despliegue policial y de la reserva del ejército, así como acciones efectivas para reducir el histórico hacinamiento en el sistema penitenciario.

 El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, anunció hoy las primeras medidas extraordinarias que ha diseñado el Ejecutivo para frenar la situación de crimen y violencia que afecta al país, las cuales están enfocadas en tres áreas.

 

En conferencia de prensa en Casa Presidencial, el mandatario informó que la primera medida contempla un despliegue de más efectivos de la Fuerza Armada de El Salvador, para que apoyen a los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) en las tareas de seguridad y control de territorios.

 

Asimismo, la propuesta incluye reformas al sistema penitenciario con el propósito de reducir el hacinamiento carcelario, para lo cual se propone cambiar el régimen de algunos internos de avanzada edad, quienes adolecen enfermedades crónicas o que fueron procesados por delitos leves.

 

“La segunda área de decisión es el sistema penitenciario, tenemos que reducir el número de la población penitenciaria. Ahí hay personas que no están vinculadas al crimen y tienen otro tipo de delitos, con enfermedades crónicas y podemos evacuarlas del sistema, mientras otras pueden ser parte de medidas de libertad condicionada”, aseguró el jefe de Estado.

 

De igual forma, las medidas orientadas al sistema penitenciario buscan que los elementos de la PNC que custodian a los internos en las bartolinas de esta institución puedan ser desplegados a los territorios para brindar un control más efectivo contra el crimen.

 

En su mensaje, el estadista aseguró que el tercer aspecto que se analiza como parte de estas medidas son declaratorias de emergencia focalizadas, al descartar que se esto se vaya orientar al régimen de excepción.

 

El gobierno aún está estudiando jurídicamente las implicaciones de estas declaratorias en los sitios más asediados por la violencia y el crimen, dijo el presidente.

 

Explicó que las propuestas, que corresponde aprobar a la Asamblea Legislativa, se presentarán en los próximos días para que puedan ser ampliamente debatidas y aprobadas.

“Estas medidas necesitan una reforma al sistema penitenciario que solo lo puede garantizar la Asamblea, esto va a permitir un mayor control y desarticulación de pandillas, y capturas de los que dirigen estas acciones criminales”, dijo el presidente respecto a una de las acciones que requiere el aval legislativo.

 

“Esperamos que la voluntad expresada en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) de todos los sectores, de todas las fuerzas políticas, no tenga ningún inconveniente”, expresó el mandatario.

 

Declaró que en el marco del trabajo que impulsa el CNSCC “todos estamos unidos para enfrentar el  crimen”.

San Salvador, 14 de marzo  de 2016.