Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén arribó esta noche a La Habana, Cuba, para asistir como testigo de honor a la firma del cese al fuego definitivo en Colombia, primera paso para el fin del conflicto en ese país, un hecho que consolida a América Latina como zona de paz.

 

“Para El Salvador, para el presidente en este caso, es un privilegio estar en este evento; es un evento histórico, es un evento no solo que tiene que ver con la paz en Colombia, sino que tiene que ver con todo el proceso que se vive América Latina”, aseguró el mandatario salvadoreño en declaraciones a la prensa.

 

A la ceremonia histórica, que se celebrará este 22 de junio en la capital cubana, asisten también delegaciones de los países garantes del proceso de paz en aquel país: Cuba, Noruega, Chile, República Dominicana y Venezuela; además, ha sido invitado el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

 

El mandatario salvadoreño ha sido el único jefe de Estado invitado de forma especial por los equipos negociadores de la paz en Colombia,  debido al aporte que su gobierno, en nombre del país, ha brindado al proceso.

 

Durante su reciente visita a El Salvador, el presidente Juan Manuel Santos sostuvo una reunión con el presidente Sánchez Cerén para conocer más de cerca el proceso que culminó con el cese a las hostilidades y compartir los mecanismos implementados para el desarme y la incorporación de todos los actores involucrados a la vida productiva nacional.

 

“Esperamos que esta firma [del cese al fuego] abra la oportunidad de una firma definitiva de la paz”, aseguró el gobernante.

 

 

La Habana (Cuba), 22 de junio de 2016.