Print Friendly

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, fue recibido con honores esta tarde en la ciudad mexicana de Veracruz, a donde llegó para participar en la XXIV edición de la Cumbre Iberoamericana, que dedicará la discusiones a los temas de educación, cultura e innovación.

“Como país venimos llenos de esperanza porque vamos a tocar temas de interés para Iberoamérica y para cada una de nuestras naciones”, expresó el gobernante salvadoreño tras ser recibido por el secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade, y la subsecretaria para América Latina y el Caribe, Vanessa Rubio.

El recibimiento del Presidente, quien es acompañado por el canciller Hugo Martínez, tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional General Heriberto Jara, en Veracruz.

“La educación es un elemento fundamental para el desarrollo”, expresó el jefe de Estado respecto a uno de los temas centrales de este cónclave iberoamcericano, al destacar también la importancia de la innovación para el desarrollo de los países y la preciada “riqueza cultural de Iberoamérica”.

“Reciban un fuerte abrazo, fraterno y solidario del pueblo salvadoreño”, fue el mansaje del mandatario al pueblo y gobierno méxicano al concluir el acto oficial de recibimiento.

 

El gobernante participará el lunes y martes en las sesiones de los mandatarios iberoamericanos y también en una reunión de los presidentes del SICA con el rey de España.

 

El jefe de Estado también sostendrá un diálogo privado con los demás mandatarios que asistirán a la Cumbre, en el cual el tema central será la “Inclusión Social y Económica de los Jóvenes”.

 

“Esta Cumbre Iberoamericana reviste una gran importancia puesto que en ella se va a discutir el proceso de fortalecimiento de las instancias del espacio iberoamericano”, indicó el canciller Martínez el pasado viernes durante una conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial.

Señaló también que dentro de la declaración que los mandatarios firmarán en el marco de la Cumbre, se incluye un apartado sobre la creación de una “Alianza para la Movilidad Académica, de adhesión voluntaria y con la participación de todos los actores, que permita impulsar  la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores”.

Esta propuesta, de acuerdo al canciller, fue planteada por el presidente Sánchez Cerén a la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, durante una de las reuniones que el mandatario sostuvo durante su asistencia a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en octubre pasado.

“Este planteamiento lleva, no solamente a avanzar en la posibilidad de la convalidación de títulos, (…) sino también a la búsqueda de un ejercicio profesional en el espacio iberoamericano y la puesta en marcha del proyecto Paulo Freire de movilidad académica, es decir, de becas para estudiantes que se puedan desplazar en el espacio iberoamericano”, explicó el canciller.

Veracruz (Mexico), 7 de diciembre de 2014.