Print Friendly
  • El mandatario asistió con su esposa a la misa por el tercer aniversario del apostolado del Sumo Pontífice.

El presidente Salvador Sánchez Cerén se unió a la celebración del tercer aniversario del pontificado del papa Francisco, hecho que se conmemoró en el país con una misa en Catedral Metropolitana con la presencia de los representantes de la Conferencia Episcopal de la iglesia Católica.

 

El mandatario participó en la liturgia al lado de su esposa, Margarita Villalta de Sánchez; asistieron también el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Armando Pineda, el canciller de la república, Hugo Martínez, y otros funcionarios de gobierno, así como representantes del cuerpo diplomático acreditado en El Salvador.

La misa fue presidida por monseñor Léon Kalenga, nuncio apostólico de la Santa Sede, con la concelebración del arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

“El papa, en el ejercicio de su servicio petrino, está subordinado como todos los demás fieles a la palabra de Dios, a la fe católica en toda su integridad”, dijo monseñor William Iraheta, obispo de la diócesis de Santiago de María, encargado de la homilía.

Llamó también a “que el bien nos una, que nos una el deseo de sacar adelante a este país comenzando con los más necesitados”.

“Eso debe ser el punto de unidad hoy en día, sin dejarnos separar por diferentes elementos que nos hacen pensar muchas veces solo en nosotros y pensar en nuestros intereses, el señor nos invita a ir más allá”, señaló.

San Salvador, 19 de marzo de 2016.