Print Friendly, PDF & Email
  • El gobernante otorgó la Orden del Libertador de los Esclavos “José Simeón Cañas” en grado de Gran Oficial a la gran artista cubana, Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba, reconocida a nivel mundial por su valioso aporte a la danza.

El Presidente Salvador Sánchez condecoró este jueves a la artista cubana Alicia Alonso, Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba, del cual también es directora, con la Orden del Libertador de los Esclavos “José Simeón Cañas” en grado de Gran Oficial por su gran aporte al arte a nivel iberoamericano.

“Es un verdadero honor para mí, como presidente de la República reconocer a una excepcional mujer, con una magnifica y laureada trayectoria, que refleja además ese sentimiento de profunda fraternidad entre Cuba y El Salvador”, aseguró el gobernante durante la ceremonia de condecoración, celebrada en el Salón de Honor Presidencial “Monseñor Óscar Arnulfo Romero”, en Casa Presidencial.

 

Destacó además la amplia trayectoria de la artista, con énfasis en la inspiración que brindó a los balletistas salvadoreños para promover este arte a nivel nacional.

“Su primera visita al país con su compañía fue en 1948 y fue esta precisamente la que sembró, en los círculos intelectuales y culturales salvadoreños, la inquietud por fundar una Escuela Nacional de Danza, la cual efectivamente nació en 1951”, detalló el jefe de Estado.

“Distintas generaciones de salvadoreños deben mucho al magisterio de Alicia Alonso, y estoy seguro que su presencia en El Salvador es una ocasión oportuna para mostrar nuestro sincero agradecimiento por su aporte”, añadió.

Alicia Alonso ha recibido la “Medalla Picasso” de la UNESCO por su contribución al desarrollo y difusión de la danza en Cuba y en el mundo; en 2005 fue proclamada “Madre de la Danza Latinoamericana”, en Quito, Ecuador; y ha merecido durante su carrera más de 60 reconocimientos otorgados con mucha admiración y cariño en diversas naciones.

La artista brindó sus agradecimientos al Presidente y al pueblo salvadoreño por esta distinción, en un discurso que leyó su esposo, Pedro Simón, director del Museo de la Danza de Cuba.

“Recibo con una emoción especial esta Orden del Libertador de los Esclavos “José Simeón Cañas”, agradezco este alto honor no solo a título personal, sino en nombre de Cuba”, expresó la balletista.

“Luchemos por una cultura latinoamericana respetuosa de sus raíces, creativa y audaz en su proyección, y tremendamente comprometidos con nuestros pueblos y su momento histórico”, añadió.

Al acto de condecoración asistió la embajadora de Cuba en El Salvador, Iliana Fonseca, y representantes de su misión diplomática; asimismo, asistieron funcionarios de gobierno y destacadas figuras del arte y la cultura nacional.

San Salvador, 30 de marzo de 2017.