Print Friendly
  • La Policía Nacional Civil constituye un factor clave  en la ejecución del plan El Salvador Seguro y en la implementación de las medidas extraordinarias que han permitido la reducción de los homicidios en un 50%, dijo el jefe de Estado en la solemne ceremonia.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén condecoró hoy con la Orden del Mérito Policial de la República de El Salvador a miembros de la Policía Nacional Civil (PNC), y les reiteró su compromiso por seguir fortaleciendo a esta institución que desempeña un papel medular en la ejecución de la estrategia de seguridad.

 

Esta orden es un reconocimiento del Estado en nombre del pueblo que se otorga a los miembros de la PNC que han destacado con acciones heroicas y con relevantes servicios a la población.

 

Para el mandatario, El Salvador cuenta con una institución policial cada vez más profesional, leal, honrada y moderna, con agentes altamente especializados, formados con fundamentos éticos y valores.

 

En su mensaje,  reafirmó la voluntad de su gobierno de seguir impulsando acciones que permitan inyectar recursos a la institución y dignificar el arduo y valeroso trabajo que realizan los efectivos policiales.

 

En este sentido, informó que la contribución especial a los servicios de telefonía ha permitido asignar a la fecha $10.2 millones a la PNC, de los cuales $7.9 se han destinado en bonos y $2.3 en equipamiento.

 

“De estos fondos asignados, una parte va dirigida a reconocer el trabajo de nuestros elementos de seguridad, es decir, a policías, efectivos del ejército y custodios de centros penales, a quienes en los primeros dos trimestres del año entregamos bonos por 150 dólares, el primero, y 200 en el segundo. Este mes de septiembre recibirán el tercer bono de este año”, informó.

 

Aseguró que los 152 millones de dólares en bonos avalados por la Asamblea Legislativa fortalecerán el trabajo operativo de la PNC, y garantizará la ejecución de la segunda fase de las medidas extraordinarias que entró en vigor el pasado 10 de agosto.

 

Para el mandatario, la implementación y los resultados de las medidas extraordinarias confirman que el país cuenta con un cuerpo policial de calidad, capaz de asegurar la paz y la tranquilidad en las comunidades y las mismas han contribuido a dar “duros golpes a las estructuras criminales”

 

“Uno de los golpes más importantes es la reciente Operación Jaque, la cual representa la eficacia de la PNC en el accionar contra el crimen organizado y un fuerte golpe para cortar los flujos financieros de las estructuras criminales”, explicó.

 

En su mensaje, el jefe de Estado rindió un homenaje a los agentes policiales que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber.

 

“A los héroes y heroínas de la PNC caídos, nuestro más grande tributo. A sus familiares les ratificamos que siempre contarán con el apoyo de nuestro gobierno. Jamás los dejaremos solos. Tienen nuestro compromiso de que la justicia alcanzará a los criminales y de que no habrá tregua con ellos”, aseguró.

 

“Ser agente policial es sinónimo de honor, servicio, humanismo y compromiso. Esta es una distinción para toda la Policía Nacional Civil, institución a la que reconocemos su importante trabajo a favor de la protección de pueblo salvadoreño, que le reconoce la incorruptibilidad como institución a lo largo de estos 24 años de trabajo”, manifestó.

 

San Salvador, 18 de agosto de 2016.