Print Friendly

El presidente de la nación, Salvador Sánchez Cerén, condenó hoy el asesinato del alcalde de San Dionisio, Julio Torres, así como el de más de 13 miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) que perdieron la vida en cumplimiento de tareas de seguridad, principalmente enfrentamientos con grupos criminales.

 

“Condeno el asesinato del alcalde de San Dionisio”, dijo el gobernante durante su mensaje al país pronunciado este sábado en Ilobasco, Cabañas, en el programa Gobernando con la Gente.

 

El jefe de Estado dijo que las autoridades tienen que investigar y aclarar este crimen.

 

Expresó que también conmueve a él y a su gobierno el asesinato de más de 13 elementos de la PNC caídos en su labor de defensa del pueblo salvadoreño.

 

En este contexto, manifestó que el país debe vencer el miedo y tener esperanzas en que trabajando de forma unida el problema de inseguridad será superado.

 

Anunció que su gobierno continúa con la implementación de medidas extraordinarias que están impactando fuertemente a las estructuras criminales tanto en las cárceles, como con la pronta puesta en marcha de una fuerza élite de soldados y policías que se suman al combate frontal que mantienen las autoridades.

 

Ilobasco (Cabañas), 16 de abril de 2016.