Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén participó hoy en la ceremonia de conmemoración del 191 aniversario de la Fuerza Armada y el Día del Soldado Salvadoreño, espacio en el que reiteró el compromiso del gobierno de seguir fortaleciendo esta institución para que puedan cumplir con éxito las tareas que le demanda la Constitución de la República.

“Mi decisión es contribuir permanentemente al mejoramiento de las condiciones en las cuales ustedes desarrollan su estratégica tarea, desde la alimentación, las instalaciones, como desarrollan su descanso y se recrean, hasta la modernización que nos imponen los nuevos tiempos que vivimos”, aseguró el mandatario.

En su discurso en las instalaciones de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios destacó la necesidad de continuar mejorando la infraestructura física de las Unidades Militares, las prestaciones para los miembros de la Fuerza Armada y sus familias, y la modernización del equipamiento, la educación y adiestramiento del personal.

“Les reafirmo mi confianza y respaldo. Hoy más que nunca, es digna de reconocer la labor importante que ustedes realizan apoyando firmemente acciones para asegurar la tranquilidad de las familias salvadoreñas”, dijo.

Aseguró que la Fuerza Armada es una institución comprometida con el bienestar integral de todos los salvadoreños, brindando un decidido apoyo en materia de seguridad a la Policía Nacional Civil, a los centros penales, servicios de migración, centros escolares, turismo, entre otros sectores, a través de los comandos especiales que operan en todo el país.

“Nuestra fuerza armada hará a partir de los próximos días otra contribución importante con el despliegue de Fuerzas Especiales de Reacción que apoyarán a la Policía Nacional Civil a garantizar a nuestra gente ese ambiente indispensable para una vida segura”, expresó.

El mandatario aseguró que el gobierno se ha planteado una clara estrategia para fortalecer el sistema de la defensa nacional y posicionar a El Salvador como un país integrado al mundo, aportando a la cooperación entre los pueblos y la paz internacional.

“Seguiremos cumpliendo el mandato constitucional de proteger la soberanía y la integridad del territorio salvadoreño. Continuaremos desarrollando el adiestramiento militar y la educación, con énfasis en derechos humanos, igualdad de género y sensibilidad ambiental”, manifestó.

Agregó que el Ejecutivo se encuentra trabajando iniciativas para mejorar la infraestructura de las unidades militares, para impulsar un sistema de pensiones justos y por fortalecer el sistema de sanidad militar para garantizar el acceso a las y los miembros de la Fuerza Armada y su familias a servicios dignos de salud.

En su discurso, el jefe de Estadotambién rindió además un homenaje a los miembros que en cumplimiento de su deber han “entregado la vida”, asegurando que “estas sentidas bajas no amedrentarán nuestro ánimo, ni disminuyen nuestros esfuerzos en el combate a la delincuencia”.

“La profesión militar implica riesgos, pero no hay tarea más noble y generosa que luchar por la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo, garantizarles un ambiente propicio para el desarrollo económico y el bienestar”, aseguró.

Durante el evento, el presidente Sánchez Cerén tomó protesta constitucional a los tres Generales de Brigada ascendidos el pasado mes de diciembre y felicitó, además, a los 36 coroneles ascendidos en la misma fecha, así como a los 147 jóvenes cadetes, quienes hicieron su juramento ante la bandera salvadoreña.

San Salvador, 7 de mayo de 2015.