Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto al vicepresidente Oscar Ortiz, y funcionarios de los tres órganos del Estado, colocaron este 15 de septiembre una ofrenda floral en el monumento a los Próceres en la Plaza Libertad, como parte de las celebraciones conmemorativas del 194 aniversario de la independencia patria.

Esta ceremonia es la primera parada de la tradicional jornada del 15 de septiembre, que también incluyen los coloridos desfiles que se realizan a nivel nacional, mismos que en la capital concluyen en el Estado Nacional Jorge Mágico González donde el Presidente de la República saluda a los diferentes escalones conformados por estudiantes, militares y miembros de la Academia Nacional de Seguridad Pública.
El acto protocolar en la plaza Libertad también incluyó la colocación de ofrendas florales por parte de los presidentes y funcionarios de la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Parlamento Centroamericano, así como del cuerpo diplomático acreditado en El Salvador, la Fuerza Armada y la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana.
En su mensaje a la nación, el mandatario resaltó el legado de los próceres, a los que calificó como “hombres y mujeres valientes”, expresando que  “no basta con el homenaje, necesario y muy merecido, sino que ese tributo debe estar profundamente marcado por nuestro accionar para hacer realidad los sueños de quienes fundaron nuestra patria”.
“La República que soñaron significó la búsqueda de un nuevo orden social, cultural, económico y político en el marco de una Centroamérica unida. En nuestras manos tenemos no solo el legado de la gesta independentista, sino también el recorrido de todas las luchas históricas de nuestro pueblo por alcanzar una democracia integral”, dijo.
Agregó que está demostrado que Centroamérica tiene una tradición integracionista por lo que su gobierno impulsa la unidad como un medio que potencia el desarrollo y el bienestar de la región.
“Definitivamente, los retos internacionales requieren una Centroamérica unida. Debemos realizar acciones comunes que nos permitan concretar el cumplimiento de las tres áreas prioritarias: Seguridad Democrática, Unión Aduanera, enfocada en la facilitación del comercio, Gestión Integral del Riesgo y el Cambio Climático”, manifestó.

Para el jefe de Estado la tarea principal de su administración es seguir trabajando “por consolidar un nuevo proyecto de nación que incluya en sus beneficios a todo el pueblo salvadoreño,  con una visión fundamentada en el diálogo y el entendimiento bajo el azul y blanco de nuestra bandera”.
“Les pido que pongamos lo mejor de cada uno para el bienestar de nuestro pueblo, como lo hemos hecho con nuestra lucha por la independencia, por los Acuerdos de Paz y ahora contra la delincuencia, el crimen, la pobreza, la exclusión y la desigualdad”, acotó.
“Sigamos el ejemplo cívico de nuestros próceres, con compromiso, valentía y la lucha constante de justicia y amor hacia nuestra patria. Es tiempo de Unidad, Valor y Esperanza”, aseguró el gobernante.
El acto oficial inició con la entrada del Pabellón Nacional, luego todos los asistentes entonaron con fervor patriótico las notas del Himno Nacional, se ofreció un minuto de silencio en memoria de los próceres de la Independencia, mientras que la niña Dina Yamileth Castro Ventura, estudiante de la escuela de Educación Parvularia Alberto Masferrer, dirigió la Oración a la Bandera Salvadoreña.

Junto a José Matías Delgado, José Simeón Cañas, Manuel José Arce, los hermanos Aguilar, Pedro Pablo Castillo y Santiago José Célis, el Presidente de la República exaltó el legado de Antonia Arce de Lara, María Feliciana Miranda, María Felipa Aranzamendi, quienes fueron elevadas al sitial de próceres en virtud de un decreto de la Asamblea Legislativa de hace algunos años.

 

 

San Salvador, 15 de septiembre de 2015