Print Friendly, PDF & Email
  • Más de 15 mil personas han sido alfabetizados en los 22 municipios de ese departamento de la zona paracentral. A nivel nacional se ha erradicado el analfabetismo en 117 municipios y más de 330 mil personas han salido de esta condición.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, declaró hoy a La Paz como el primer departamento de El Salvador libre de analfabetismo, un logro sin precedentes, un firme paso en el camino de llevar la luz del conocimiento a toda la población.

“En La Paz ha triunfado la educación sobre el oscurantismo, ha prevalecido la solidaridad sobre el individualismo gracias a la invaluable labor de 3 mil 860 voluntarios, quienes se dieron a la tarea de transformar vidas a través del conocimiento y hoy llenan de orgullo a este departamento y al país”, aseguró el Presidente.

El acto fue realizado en Zacatecoluca, que también se convirtió hoy en el municipio número 117 libre de analfabetismo y la tercera cabecera departamental en lograrlo, antecedida por Cojutepeque y San Salvador, la tercera capital de una nación centroamericana alfabetizada.

Durante el acto se recibieron, por parte del Ministerio de Educación (MINED), los certificados que acreditan el logro educativo en el departamento, con lo cual sus 22 municipios se encuentran alfabetizados.

Esta victoria de la educación ha sido posible gracias al abnegado trabajo de los estudiantes voluntarios, quienes consiguieron alfabetizar a 15.683 personas que ahora poseen destreza en la lectura, escritura y cálculos matemáticos básicos.

En este esfuerzo, especialistas del MINED y otras instituciones enseñaron a leer y a escribir en el Sistema Braille y con la Lengua de Señas Salvadoreñas (LESSA), expresión del carácter inclusivo del Programa Nacional de Alfabetización.

“Estoy convencido de que la educación es un derecho irrenunciable que debe asegurarse, con el mayor nivel de calidad, a cada ciudadano, y convertirse en la principal herramienta para llevar a nuestro pueblo por el camino del progreso y el bienestar”, dijo el gobernante.

El primer municipio de La Paz en izar la bandera de libre de analfabetismo fue Mercedes La Ceiba.

El Presidente destacó que a través del Programa Nacional de Alfabetización se ha logrado, desde 2009, sacar del analfabetismo a más de 330 mil salvadoreñas y salvadoreños, involucrando en este esfuerzo a más de 60 mil voluntarios.

Remarcó también que en septiembre pasado San Salvador se convirtió en la tercera capital centroamericana en alcanzar la condición de libre de analfabetismo, después de Managua, Nicaragua, y San José, Costa Rica, y que son ya 117 los municipios salvadoreños, además de la zona del Trifinio, en lograr este éxito.

“Los avances de este trabajo son innegables, y demuestran que cuando el gobierno trabaja junto con la gente puede asumir y vencer grandes desafíos en beneficio del país”, añadió.

Destacó también el apoyo que ha brindado en esta labor el pueblo y gobierno de la República de Cuba, creadores del método de alfabetización Yo sí puedo, sobre el que se basa el Programa Nacional de Alfabetización, quienes han aportado también brigadas educativas provenientes de dicho país.

Asimismo, hizo énfasis en que los esfuerzos por alfabetizar a El Salvador han sido reconocidos a nivel internacional. Citó como ejemplos el reconocimiento entregado al país por la Fundación Mundial para la Alfabetización durante la Cumbre Mundial de Alfabetización en marzo pasado; así como la decisión de la Secretaría de la Integración Social Centroamericana de promocionar el trabajo realizado por El Salvador en materia de alfabetización como una experiencia aplicable al resto de Centroamérica y en República Dominicana.

“Liberar a El Salvador del flagelo del analfabetismo será una de las grandes victorias de nuestro pueblo, que reafirmará la unidad, el humanismo, la solidaridad y el amor al prójimo que nos caracteriza a los salvadoreños”, subrayó el Presidente.

En el marco del Día Internacional del Voluntariado a celebrarse el próximo 5 de diciembre, está programado un reconocimiento a los miles de voluntarios que hicieron posible este acto de amor y solidaridad con el pueblo de La Paz, y de todo el país, de enseñar a leer y a escribir a nuestros hermanos.

Zacatecoluca (La Paz), 23 de noviembre de 2018.