Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy  que el problema de la inseguridad que afecta al país requiere de un abordaje integral que combine las acciones firmes del Estado con la participación de la sociedad entera, para lo cual el apoyo del sector empresarial es de vital importancia.

 

Durante su participación en el XV Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE), el mandatario destacó que “El Salvador Seguro es una misión que nos toca enfrentar juntos, y nuestro color de encuentro en esta tarea  tiene que ser el azul y blanco de nuestra bandera, por el progreso, la prosperidad y el futuro de El Salvador”.

 

El gobernante numeró diversas iniciativas que impulsa el gobierno para combatir la delincuencia a través de todos los instrumentos legales y coercitivos del Estado, como la creación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, la restructuración del sistema penitenciario y la creación de tres batallones de la Fuerza Armada para dar apoyo y respuesta inmediata al combate del crimen.

 

“Nuestra visión integral sobre la seguridad implica acciones de represión, y también acciones para la prevención de la violencia y rehabilitación (…) Llevar tranquilidad y vida digna a las familias salvadoreñas necesita del concurso de todos los sectores de la sociedad, esa es y debe ser nuestra gran aspiración como nación”, aseguró.

 

Asimismo, mencionó como otras acciones próximas a ejecutar en el esfuerzo por combatir la violencia el impulso que se le dará al empleo juvenil, la mayor presencia del Estado en los municipios más vulnerables, mejor coordinación entre la Fiscalía General de la República y Policía Nacional Civil, así como las alianzas con la empresa privada y el sector educativo para reforzar programas de rehabilitación y reinserción, entre otras.

 

El mandatario aseguró que se está trabajando en la aplicación de medidas como la readecuación de estructuras policiales para concentrar esfuerzos en los municipios con mayores índices de criminalidad, así como  gestionando más recursos para reforzar la capacidad de la Policía con mejor armamento, mayor movilidad y más presencia en las comunidades.

 

De igual forma, se refirió al programa Yo Cambio impulsado por el sistema carcelario y cuyo propósito es la rehabilitación y reinserción para los privados de libertad, así como al traslado de reos a diferentes centros penitenciarios del país, como otras de las acciones impulsadas para recuperar la tranquilidad y convivencia en las comunidades.

 

“Hemos desplegado y fortalecido la Policía Comunitaria para la prevención y represión de la delincuencia.  Entre sus logros destacamos el establecimiento de 57 bases de Policía Comunitaria, la creación de 2.222 Sectores del Sistema de Prevención Delincuencial y  5.469 Subsectores”, dijo.

 

“Estoy seguro de que lograremos el cumplimiento de estas acciones con la participación y el compromiso de todas las instituciones del Estado, de la ciudadanía y, por supuesto, de la empresa privada. (…) En este proceso democrático que estamos construyendo, tenemos responsabilidades compartidas”, expresó.

 

En su intervención el jefe de Estado agradeció los aportes en materia de seguridad brindados por el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, los cuales están recopilados en el documento de ENADE entregado al mandatario.

 

“Estoy convencido de que su experiencia y sus recomendaciones representan un importante aporte a la construcción de las grandes soluciones que estamos construyendo. Las recomendaciones de este encuentro son aportes importantes que contribuirán a nuestra Política de Seguridad y Justicia. Este es un esfuerzo nacional para derrotar la violencia”, manifestó el mandatario.

 

 

San Salvador, 4 de mayo de 2015.