Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, destacó el papel medular de las voluntarias y voluntarios que con amor por el prójimo participan en los Festivales para el Buen Vivir, una iniciativa que en un año ha beneficiado, solo en el área de salud, a alrededor de 40 mil personas gracias al impulso de la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez.

El jefe de Estado compartió este sábado una nueva jornada de Casa Abierta con integrantes de la Asociación de Profesionales de la Salud Graduados en Cuba, estudiantes de enfermería y de medicina de la Universidad de El Salvador, Comandos de Salvamento y personas, como barberos, cosmetólogas y masajistas, quienes apoyan voluntariamente cada festival.

A la cita también asistieron los secretarios de Cultura, Ramón Rivas, de Comunicaciones, Eugenio Chicas, la ministra de Salud, Violeta Menjivar, la directora de Fosalud, Verónica Villalta, y la ex ministra de Salud y ex rectora de la Universidad de El Salvador, María Isabel Rodríguez.

“Es un servicio a la comunidad lo que ustedes dan y para mí eso es importante porque nuestro gobierno busca llevar el bienestar a la comunidad”, expresó el gobernante al extender su saludo a los médicos voluntarios, quienes recientemente celebraron su día.

Enfatizó que con los Festivales para el Buen Vivir “llegamos a las comunidades más pobres, a las comunidades más necesitadas y ustedes brindan ese servicio en toda su magnitud”.

“A través del voluntariado ustedes sirven a la comunidad sin esperar nada a cambio y eso es algo noble”, externó el gobernante.

El mandatario salvadoreño citó al papa Francisco, quien considera que los pobres no pueden convertirse en una ocasión de ganancia.

“Solidaridad con los pobres es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos, está bien luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo y de una casa, la negación de los derechos sociales y laborales, la solidaridad es un modo de hacer la historia con los pobres, evitando presuntas obras altruistas que reducen al otro a la pasividad”, dijo el jefe de Estado al leer un trozo del mensaje del Sumo Pontífice.

Resaltó que en El Salvador la población “es eminentemente solidaria, es eminentemente bondadosa, es una familia que acompaña al más necesitado”.

La doctora Daysi López, coordinadora de los Festivales para el Buen Vivir, explicó que esta iniciativa comenzó en 2009, cuando el presidente ejercía la Vicepresidencia de la República, y su esposa tuvo la iniciativa de comenzar a realizar jornadas desde la Comisión de Acción Social.

Primero se llamaron Jornadas Integrales de Salud, luego Festivales de Salud y Convivencia Familiar, los cuales brindaron más de 50 mil atenciones. Desde el inicio del gobierno del presidente Sánchez Cerén se denominaron Festivales para el Buen Vivir, el cual ha contado con 25 ediciones en un año.

A la fecha, en un año de gobierno, se han realizado 25 festivales, en los cuales se han brindado alrededor de 40 mil atenciones en salud.

Mauricio Ortiz, medico voluntario graduado en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de Cuba, dijo que “es un orgullo ser partícipes” desde el inicio de este esfuerzo de doña Margarita.

“Los medios pintan un país sin esperanza, pero cada uno de nosotros tenemos que hacer la diferencia, esto es lo que hacemos en los Festivales del Buen Vivir”, expresó.

También Roberto Cruz, de los Comandos de Salvamento, expresó que el servicio que brindan a la población “lo hacemos con todo el orgullo, con todo el amor” y destacó el compromiso del gobierno con la gente más pobre.

“Y quiero decirle (presidente) que es el primer gobierno cercano a la gente, primer gobierno que ha dicho aquí estoy pueblo, porque me interesa la gente. El acercamiento que usted tiene con su pueblo es lo que nos hace a nosotros sentir que nuestro apoyo, que nuestra ayuda, tiene que ser más”, afirmó.

El señor José Domínguez, quien en cada festival pone a disposición sus destrezas para la barbería, exaltó la humildad y amor por el pueblo del presidente Sánchez Cerén.

“Trata de sacar adelante a nuestro sufrido pueblo, con mucho amor” en los festivales a las comunidades “no les llevamos tristeza, les llevamos amor”, expresó Domínguez.

San Salvador, 25 de julio de 2015.