Print Friendly
  • El mandatario destacó en el foro empresarial de la cumbre del SICA los esfuerzos de su gobierno, en conjunto con sus pares de la región, por acelerar los procesos para la facilitación del comercio en Centroamérica y la competitividad de sus economías.

                                                                                             

                                                                                         

La apuesta por mejorar los procesos que faciliten el comercio regional y la competitividad debe ser impulsada de forma conjunta por los gobiernos de Centroamérica, aseguró el presidente Salvador Sánchez Cerén durante su participación en el Foro Empresarial en el marco de la cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que tiene lugar en Roatán, Honduras.

 

“Las medidas y acciones tendientes a favorecer el intercambio comercial pueden traer enormes beneficios para el desarrollo económico y social de las naciones, contribuyen a mayores niveles de recaudación tributaria, a reducir los costos empresarial y aumentar los flujos de exportación”, destacó el mandatario en un conversatorio en el que abordó el tema junto a sus homólogos centroamericanos.

 

Destacó que su gobierno lideró esfuerzos, mientras tuvo la presidencia pro témpore del SICA en el segundo semestre de 2015, para crear una estrategia centroamericana de facilitación del comercio y competitividad, con énfasis en la gestión coordinada de las fronteras.

 

“Se trata de una estrategia que tiene como objetivo promover la coordinación del sector privado y las instituciones del sector público que intervienen en la dinámica comercial”, detalló el jefe de Gobierno.

 

“La apuesta es que en el corto plazo podamos poner en marcha al menos cinco medidas de fácil implementación, tales como la gestión de declaración anticipada de mercancías, al agilización y coordinación de controles migratorios, la transmisión electrónica de certificados fitosanitarios y zoosanitarios, el registro de medios de transporte por medios de dispositivos de identificación por radiofrecuencia y la utilización de cámaras en pasos de fronteras”, añadió.

 

Advirtió que la implementación de esta estrategia supone la superación de desafíos, como su financiamiento.

 

“Con miras a que dé los frutos a los que tanto aspiramos, debemos buscar diversas fuentes de financiamiento, no solo a partir de los presupuestos mismos de los Estados, sino también a través de la inversión privada de la región y de cada país”, dijo.

 

Señaló que El Salvador ya ha dado pasos en la vía de la facilitación comercial, con acciones como la creación del Comité Nacional de Facilitación del Comercio, en el marco del acuerdo suscrito con la Organización Mundial del Comercio (OMC), instancia que velará por la por el cumplimiento de los compromisos internacionales y regionales en este campo, que a su vez servirá como foro permanente de coordinación interinstitucional y con el sector empresarial.

 

Se refirió además a la creación del Organismo de Mejora Regulatoria, en el marco del FOMILENIO II otorgado por Estados Unidos, la cual calificó como una plataforma de diálogo público-privado “del más alto nivel”, en el que gobierno y dirigentes empresariales están revisando las regulaciones existentes, con miras a hacer las reformas necesarias  para volverlas más efectivas y que dejen de ser obstáculos para el comercio.

 

De igual forma, destacó los esfuerzos de su gobierno junto a sus pares de Guatemala y Honduras por  impulsar la estrategia regional en sus fronteras comunes.

 

“Nuestra convicción y nuestro llamado es a continuar construyendo hombro a hombro, gobiernos, empresarios grandes, medianos y pequeños, de la mano con nuestros socios para el desarrollo, tenemos mucho que ganar con esto, pero sobre todo, tenemos mucho que aportar a Centroamérica”, puntualizó.

 

Roatán (Honduras), 29 de junio de 2016.