Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó hoy el importante legado del líder histórico Schafik Handal, durante su participación en el homenaje por el noveno aniversario de su muerte, celebrado en el cementerio Los Ilustres, en San Salvador.

“Este es un día para llenar el cuerpo y el alma de convicción, de lucha. Esto es Schafik, él está aquí siempre, sus ideas, sus pensamientos, son la herencia más fuerte para El Salvador”, dijo el mandatario.

Agregó que América Latina se está convirtiendo en un espacio de unidad y de integración donde el pensamiento de grandes líderes como Farabundo Martí, Simón Bolívar y Francisco Morazán permanecen latentes.

“El pensamiento de Schafik Handal surge del pueblo salvadoreño, busca el bienestar de nuestro pueblo”, expresó el jefe de Estado.

Durante su intervención, el mandatario también confirmó su asistencia a la tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos  y Caribeños (CELAC), a celebrarse el próximo 28 y 29 de enero en Costa Rica.

“En esta cumbre abordaremos temas importantes para la región, unidos vamos a enfrentar los nuevos desafíos que nos permitan garantizar la seguridad y educación de nuestros pueblos, este era el pensamiento de Schafik”, dijo el gobernante.

Agregó que hoy El Salvador enfrenta una lucha compleja por alcanzar el bienestar y  la felicidad de las familias salvadoreñas, ya que existen diversos sectores que buscan desinformar a la población.

“Necesitamos llevarle seguridad y tranquilidad a nuestro pueblo, y esa lucha desunidos, no comprometidos, es más difícil llevarla a su fin”, aseguró el mandatario.

El presidente finalizó su discurso con un mensaje para los jóvenes. “Yo le digo a todos los jóvenes que tenemos el pensamiento de Schafik, un pensamiento surgido de las raíces del pueblo, para el bienestar y la lucha del pueblo”.

Schafik Handal falleció el 24 de enero de 2006 cuando regresaba de Bolivia, donde había asistido en el acto de  toma de posesión del presidente de ese país, Evo Morales.

San Salvador, 24 de enero de 2015.