Print Friendly
  • El plan, elaborado con la participación de diferentes sectores sociales agrupados en el Consejo Nacional de Educación (CONED), propone acciones para reducir la desigualdad y exclusión en el acceso a la educación, así como para elevar la calidad en los procesos de formación educativa en el país.

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, recibió este 22 de junio, cuando se celebra el Día del Maestro, el Plan El Salvador Educado – por el derecho a una educación de calidad-, iniciativa que contiene acciones estratégicas que lograrán a corto, mediano y largo plazo dar un giro sustancial para optimizar el desarrollo en el sistema educativo del país.

El Plan, creado por el Consejo Nacional de Educación (CONED), propone un total de 104 acciones para atender de forma prioritaria 6 desafíos que enfrenta el país en materia educativa, tales como la seguridad en las escuelas, docencia, primera infancia, escolaridad universal, educación superior e infraestructura.

“Este día expreso nuestra gratitud, en nombre del pueblo y el gobierno, a todos los miembros del Consejo, a todas y todos los que con su dedicación y compromiso han hecho posible entregar hoy al país el Plan El Salvador Educado – por el derecho a una educación de calidad”, dijo el gobernante durante el acto oficial celebrado en Casa Presidencial.

Aseguró que un país educado construye convivencia, genera su bienestar y construye un mejor futuro, por lo que la educación impartida debe ser “crítica, con sólidos fundamentos humanistas, éticos, científicos y técnicos que nos permita edificar una sociedad próspera, justa, inclusiva y solidaria”.

“El Plan El Salvador Educado traerá profundas transformaciones para fortalecer una educación universal, integral y de calidad, un derecho de la población consagrado en la Constitución”, dijo el mandatario.

Remarcó que para dar un salto de calidad en educación, se debe discutir como punto crucial los mecanismos para su financiamiento.

“Aumentar significativamente el presupuesto en educación exige realizar un amplio debate en torno al sistema fiscal, pues sin una reforma fiscal progresiva será imposible contar con los recursos para hacer frente, no solo a los desafíos educativos, sino a otros grandes problemas nacionales, principalmente el de la inseguridad”, manifestó.

Explicó además que el Plan El Salvador Educado guarda una coherencia estratégica con el Plan El Salvador Seguro, ya que ambos buscan reconstruir “el tejido social, creando oportunidades, fomentando una nueva cultura y la inclusión de todos y todas en un proyecto de nación democrático, respetuoso de los derechos humanos y la diversidad de pensamientos”.

“El Plan El Salvador Educado confirma que sí es posible alcanzar entendimientos mediante el diálogo basado en los nobles objetivos nacionales para el progreso y la prosperidad de la población. Avancemos entonces hacia una educación de calidad con un pacto de nación que haga realidad las esperanzas de un El Salvador Educado”, manifestó.

San Salvador, 22 de junio de 2016