Print Friendly

Durante la ejecución de este proyecto se implementó un modelo constructivo y de gestión de tráfico que garantizó el paso restringido sin cierre, y se contó con el apoyo de por lo menos 40 gestores de tráfico y dos grúas que facilitaron la circulación vehicular.

  • El presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró hoy el paso multinivel Naciones Unidas, en San Salvador, obra que facilitará el desplazamiento de más de 45 mil vehículos que diariamente transitan por este punto de la ciudad.

 

La obra, que fue finalizada antes del tiempo estipulado, consistió en la construcción de un túnel que conecta la Avenida Jerusalén con la autopista Gral. Cañas, se reubicaron tuberías de aguas lluvias y potables y se construyeron dos puentes superiores que garantizan el flujo vehicular entre la calle El Pedregal y Calle Chiltiupán.

 

Para el mandatario, esta obra es un símbolo y ejemplo de la nueva forma de gobernar que impulsa su administración, “con transparencia, eficiencia y excelente gestión con la empresa privada”, construyendo así un “nuevo El Salvador”.

 

“Atrás quedaron las obras inconclusas, las carreteras pavimentadas de corrupción, el robo de los recursos del pueblo, el atropello de los derechos de los trabajadores”, aseguró el gobernante.

 

El paso multinivel Naciones Unidas constituyó  una inversión de más de 17 millones de dólares, y generó cientos de empleos directos e indirectos, poniendo en evidencia la modernización y desarrollo que se impulsa en el país, así como la voluntad del gobierno de generar nueva y eficiente infraestructura vial para el progreso nacional.

 

De acuerdo con el mandatario, con el paso multinivel se facilitará el desplazamiento de los numerosos vehículos que transitan por esta zona,  donde se interconectan tres municipios del área metropolitana, tres universidades, importantes centros comerciales y muchos negocios y empresas familiares, zonas residenciales y áreas de esparcimiento.

 

“A nivel nacional estamos realizando una inversión sin precedentes en la conectividad vial, que ahora posiciona a El Salvador como la más moderna y funcional de Centroamérica”, dijo.

 

Destacó que desde el primer gobierno del cambio, se está dotando al país con obras de infraestructura resistente a los embates del cambio climático, y a través de ellas se está recuperado para El Salvador uno de los sectores más importantes para dinamizar y multiplicar la inversión y el empleo.

 

“En esta construcción del paso multinivel Naciones Unidas demostramos nuevamente al país los buenos niveles de entendimiento entre la administración pública y el sector privado, en una nueva relación basada en la ejecución de obras con transparencia y elevando los estándares de calidad”, dijo.

 

Agregó que gracias a “esta visión integral e integrada” del desarrollo vial, El Salvador continúa siendo uno de los cinco países con la mejor red vial en América Latina, según el Foro Económico Mundial.

 

“Nuestro trabajo no se detiene aquí, continuaremos construyendo  otros grandes proyectos que están cambiando el rostro de San Salvador, como el que ejecutamos en el Redondel Masferrer y el que iniciaremos próximamente en la zona de Rancho Navarra”.

 

Informó además que para hacer más eficiente y moderno el corredor logístico salvadoreño, se está a punto de completar la nueva carretera de más de 24 kilómetros Puerto Acajutla – Sonsonate, con una inversión de 48 millones de dólares.

 

“Estamos poniendo a El Salvador un paso adelante en competitividad, calidad de vida y movilidad”, acotó.

 

San Salvador, 17 de marzo de 2016