Print Friendly, PDF & Email
  • Los maestros certificados han iniciado un proceso en el cual comparten su aprendizaje con otros docentes del sistema educativo. Bajo esta modalidad se fortalecen los conocimientos de más de la mitad del plantel de docentes del sistema público.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, está cumpliendo la promesa de su gobierno de mejorar la calidad de la educación en el país a través del Plan Nacional de Formación Docente, mediante el cual certificó este jueves a 931 docentes como especialistas en sus respectivas disciplinas y niveles educativos.

 

“Mi gobierno ha demostrado con hechos su compromiso con la educación, por ser el pilar fundamental para garantizar en nuestra sociedad el bienestar, la convivencia y el desarrollo”, aseguró el Presidente durante el acto de entrega de las certificaciones realizado en la capital, en presencia de los titulares de Educación, encabezados por el ministro Carlos Canjura.

 

El Plan Nacional de Formación Docente es la principal apuesta del gobierno del Presidente Sánchez Cerén para enfrentar el desafío de mejorar la calidad de la docencia en el país, planteado en el Plan El Salvador Educado, elaborado por el Consejo Nacional de Educación.

 

Mediante este plan, que arrancó en 2014, se conformó un núcleo de expertos de reconocida trayectoria en todas las disciplinas, que diseñaron los nuevos módulos de formación y los enfoques de los mismos, con los cuales dieron inicio a la formación de los primeros docentes especialistas.

 

En este sentido, los especialistas certificados hoy forman parte de un grupo de 2,312 profesionales que iniciaron este proceso de formación. La tarea de estos profesionales, además de poner en práctica sus conocimientos en el aula con los alumnos, es transmitir lo aprendido en este proceso con el resto de la planta docente nacional.

 

De esta forma, mediante una estrategia escalonada, se ha logrado alcanzar a 26,810 maestros y maestras del plantel nacional, quienes han visto fortalecidos sus conocimientos en distintas disciplinas y niveles educativos.

 

“El propósito es contar con docentes comprometidos, con dominio pedagógico y curricular, que posean cualidades y valores morales, que trabajen en adecuadas condiciones laborales y en ambientes apropiados para que brinden una formación integral”, manifestó el gobernante.

 

Añadió que ha dado inicio a la formación de un nuevo grupo de 1,200 especialistas en todas las disciplinas y niveles educativos.

 

“En lo personal, esta ha sido una oportunidad para fortalecer y actualizar fundamentos teóricos y metodológicos en la disciplina que trabajo con mis estudiantes, pues considero que, en esta sociedad, que día a día está cambiando, uno nunca termina de aprender y siempre hay un conocimiento nuevo que adquirir”, aseguró Ana Cecilia Hernández, una de las docentes certificadas este día.

 

El Presidente explicó que el Plan Nacional de Formación Docente es la primera de tres fases dirigidas a la construcción del Sistema Nacional de Desarrollo Profesional Docente, orientado a institucionalizar la calidad de la docencia en El Salvador.

 

La segunda fase, añadió, conlleva la creación del Instituto Nacional de Formación Docente, que garantizará que los nuevos profesionales tengan un sólido dominio de su especialidad, con un enfoque pedagógico adecuado y mejores herramientas para una educación de calidad.

 

La tercera fase consiste en la implementación de un plan de posgrados y una mayor especialización docente en didácticas específicas, evaluación educativa y en psicología de la educación.

 

Junto a la capacitación de docentes, el plan ha incluido la formación en gestión directiva de un primer grupo de 537 directores y subdirectores de centros educativos.

 

“En El Salvador la educación mejora su calidad día a día, gracias a un enfoque integral que genera conocimiento y forma ciudadanos solidarios y comprometidos con la construcción de un país productivo, innovador y competitivo”, puntualizó el jefe de Gobierno.

 

San Salvador 26 de octubre de 2017.