Print Friendly
  • Durante la ceremonia oficial también tomó protesta y entregó el bastón de mando a señores generales de la institución.

 El Presidente Salvador Sánchez Cerén encabezó hoy la ceremonia de toma de protesta y entrega de bastón de mando a señores generales de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) e hizo la entrega de estatuillas y condecoraciones a oficiales y suboficiales de la institución castrense.

 

Durante el acto, el mandatario destacó la vocación de servicio de los miembros de la Fuerza Armada y que cada elemento de la institución se convierte en parte fundamental del “nuevo El Salvador que estamos construyendo”.

 

“Este día me complace ser parte de esta ceremonia en la cual reconocemos de manera especial la trayectoria profesional de oficiales de la Fuerza Armada de El Salvador, y en la que también condecoramos a valientes soldados que han demostrado ser verdaderos ejemplos de rectitud y lealtad”, dijo el mandatario.

 

Aseguró que una de las tres grandes prioridades del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 es hacer de El Salvador un país más seguro, y construir en conjunto convivencia y tranquilidad para las comunidades afectadas por el flagelo del crimen y la delincuencia.

 

Precisó que basados en la participación, el diálogo y en la búsqueda de acuerdos, se han construido estrategias y planes de acción con carácter integral como nunca antes en el país, siendo el primer triunfo   lograr reunir a todas las voces de El Salvador para trabajar bajo un mismo fin: erradicar la violencia y la delincuencia.

 

“Por supuesto, la Fuerza Armada ha sido de vital importancia para llevar adelante todo este gran esfuerzo nacional por dar a nuestras familias la tranquilidad y seguridad que se merecen. Nuestro reconocimiento por su aporte en tareas de seguridad, acompañando a la Policía Nacional Civil”, dijo.

 

Remarcó además que es significativo el respaldo de la FAES en el combate al narcotráfico, que ha permitido la incautación de droga y dinero, así como capturas de criminales.

 

Expresó además que “cada miembro de esta destacada institución engrandece a nuestra patria con su trabajo”, y rindió un homenaje a aquellos oficiales que ofrendaron la vida en el cumplimiento de su deber.

 

“Muchos han ofrendado su vida en la misión de construir un país libre de violencia y delincuencia. Este día también rendimos homenaje a los 22 efectivos militares caídos en el cumplimiento de su deber. Su trabajo es semilla de esperanza para nuestra tierra que anhela convivencia y tranquilidad”, precisó.

 

Reafirmó a  los familiares de estos “héroes nacionales” su compromiso y apoyo así como el empeño para que los crímenes cometidos comparezcan ante la ley.

 

En su mensaje, el estadista reiteró su disposición de continuar invirtiendo en programas de prevención de violencia, asegurando que estos son clave para superar esta problemática social a través de un trabajo integral.

 

Asimismo, reafirmó su compromiso de asegurar el pago de las pensiones del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada. “Tengan la confianza de que haremos todo lo necesario para asegurarles a ustedes sus beneficios”, manifestó.

 

“Les invito a mantener en alto el prestigio y la confianza ganada por esta institución. La Fuerza Armada continuará demostrando su inquebrantable lealtad al Estado y su genio y capacidad de modernización y adecuación a los tiempos que nos ha tocado vivir como salvadoreños y salvadoreñas. Continuemos honrando la gran tarea que la Constitución nos encomienda”, expresó el estadista en el acto celebrado en la Escuela Militar..

 

San Salvador, 1 de febrero de 2017.