Print Friendly

 

  • El donativo consiste en equipo que ayudará a la formación laboral y a facilitar el rol de madres de las privadas de libertad como parte del programa Yo Cambio, un modelo que busca reinsertarlas a la sociedad.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén entregó hoy un donativo que contribuirá al proceso de reinserción de las privadas de libertad que participan en el programa Yo Cambio, implementado por el gobierno para generar capacidades en este sector que les permitan una segunda oportunidad al cumplir con sus condenas.

 

El donativo, entregado en el marco del programa Salvador Cumple durante el programa Gobernando con la Gente, consistió en 10 máquinas de coser industriales y 300 colchonetas para el Centro Preventivo y Cumplimiento de Penas para Mujeres, en Ilopango, así como 50 cunas metálicas para el sector materno del Centro Penitenciario para Mujeres, Granja Izalco.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, al recibir el donativo dijo que contribuye a fortalecer el trabajo que se realiza en el marco de este programa de reinserción, ya que permitirá convertir a las privadas de libertad en agentes de cambio para el país.

 

“En nombre del sistema penitenciario le damos las gracias por este donativo que será muy importante para cumplir la misión que usted (presidente Sánchez Cerén) nos encomendó de reducir el ocio en los centros penales y de cumplir el mandato constitucional de devolver a las personas privadas de libertad mejor de como entraron al sistema”, dijo el funcionario.

 

Los equipos servirán para “capacitar a las mujeres en nuestro sistema penitenciario para que cuando retornen a la sociedad puedan incorporarse a la vida en productividad en libertad, y ser así también agentes de cambio en sus comunidades y en las familias”, añadió el director.

 

El programa Yo Cambio surgió con la misión de proporcionarle al privado de libertad las condiciones favorables que le permitan su readaptación social, a través de su desarrollo personal.

 

El nuevo modelo de gestión fue aplicado inicialmente en la fase ordinaria, como prueba piloto, dando inicio el 16 de diciembre del año 2011 en el Centro Penal de Apanteos, ubicado en el departamento de Santa Ana, y posteriormente fue desarrollado en las fases de confianza y semilibertad del sistema.

 

De acuerdo con información de la Dirección General de Centros Penales, luego de la sistematización de la experiencia del Centro Penal de Apanteos, el ministerio de Justicia y Seguridad Pública inauguró el pasado 4 de diciembre de 2014, el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio en la fase ordinaria de los 22 centros penales del país.

 

Los componentes impulsados con el programa contempla las Granjas Penitenciarias, Trabajo Penitenciario, Cooperativas de Solidaridad y Apoyo a la Comunidad.