Print Friendly
  • El jefe de Gobierno otorgó escrituras que benefician a 179 familias que habitan terrenos de la línea férrea en San Miguel y anuncia la entrega de otras 3,217 a nivel nacional con la aplicación del decreto legislativo 505.

 

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, entregó este miércoles escrituras de propiedad a 179 familias de comunidades establecidas en terrenos de la línea férrea en el departamento de San Miguel, las cuales forman parte de un plan a nivel nacional que permitirá al gobierno beneficiar a más de 3,217 familias.

 

“Hoy respondemos a un derecho fundamental de todas las familias, el de poseer una propiedad para vivir dignamente. Por mucho tiempo luchamos para conquistar este derecho que hoy es una realidad”, dijo el gobernante durante el acto de entrega, realizado en el caserío La Arenera, en San Miguel.

 

Junto a La Arenera también fueron beneficiadas familias de las comunidades El Huiscoyol, La Bendición, Los Reyes, Miraflores y El Rebalse. Muchos esperaron hasta 30 años para que llegara este día en el que se les legitimó su derecho a la propiedad.

 

“Esto abre nuevas oportunidades y renueva energías para continuar avanzando los derechos de las comunidades”, indicó el presidente.

 

“El derecho a la vivienda es un derecho que estamos en la obligación de hacerlo realidad”, añadió.

 

Durante el evento también se hizo entrega de certificados de contribución para construcción de vivienda a familias de escasos recursos de las comunidades beneficiadas, con la ayuda del Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO)

 

La entrega de este miércoles involucró la coordinación de distintas instituciones: FONAVIPO, el Instituto de Legalización de la Propiedad, el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano y la Comisión Ejecutiva y Portuaria Autónoma (CEPA), con una inversión total que ascendió a $137,700.

 

El estadista detalló que esta entrega inaugura un plan con el que se legalizarán propiedades en todo el país amparado en el decreto legislativo 505, mediante el cual los terrenos ferroviarios en desuso, propiedad del Estado de El Salvador y sin viabilidad ferroviaria, pueden ser transferidos a las familias o a las entidades de utilidad pública que los habitan actualmente.

 

“Entregaremos escrituras en La Unión y Usulután a 1.298 familias. Luego se estará iniciando el proceso de legalización en San Salvador y el diagnóstico en Santa Ana”, indicó el presidente.

 

“En total, la legalización alcanzará a unas 3.217 familias. Todo este proceso a nivel nacional tendrá una inversión final de un 1.557.450 dólares”, agregó.

 

A la fecha, con la implementación del decreto legislativo 505, se han atendido 53 comunidades a nivel nacional, de ellas 37 pertenecen a la zona oriental del país.

 

Además, desde 2009 a la fecha, el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) ha entregado 59.168 escrituras, de las cuales 13 mil 968 corresponden a los dos primeros años del actual gobierno.

 

 

San Miguel, 26 de octubre de 2016.