Print Friendly, PDF & Email
  • Este es el octavo año consecutivo en el que se entrega un reconocimiento a la excelencia alcanzada en la gestión de las entidades públicas y privadas del país, para incentivarlas a brindar mejores productos y servicios a la ciudadanía. 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, entregó hoy el Reconocimiento a las Mejores Prácticas a tres instituciones públicas que destacaron por la ejecución de proyectos exitosos que tienen como base brindar un servicio de calidad y calidez a sus usuarios.

 

Entre los galardonados en esta octava edición del Premio Salvadoreño a la Calidad y Reconocimiento a las Mejores Prácticas estuvo el Hospital Nacional de Ilobasco, por su proyecto para la Identificación Oportuna de Signos y Síntomas de Hemorragia Post parto para Disminuir la Mortalidad Materna.

 

Así también, el Hospital Nacional San Juan de Dios de Santa Ana por la implementación de Diálisis Peritoneal Continua Ambulatoria como Alternativa de Calidad en la Atención de los Pacientes con Enfermedad Renal Crónica Estadio 5.

 

Otro reconocimiento fue para el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local, FISDL, por su Estrategia Integral para el Fortalecimiento de Capacidades, Habilidades y Conocimientos de las Personas en Situación de Pobreza y Vulnerabilidad, y por su Programa Emprendimiento Solidario.

 

Asimismo, fue merecedora de  una mención honorífica el Ministerio de Hacienda por su Mejora Continua y la Modernización de Servicios Tecnológicos en la Dirección General de Impuestos Internos.

“Reconocemos la importancia y el valor de estas experiencias y proyectos exitosos, innovadores y con un profundo sentido humano implementados en las entidades públicas con la finalidad de servir cada vez mejor a la población”, dijo el gobernante.

Los resultados de estos trabajos sobresalen por su creatividad y eficiencia, y son modelos aplicables por otras organizaciones.

 

El mandatario manifestó que las buenas prácticas institucionales contribuyen a la consolidación de la democracia, disminuyen los costos a los usuarios, aumentan la confianza ciudadana respecto a la actuación del Estado y mejoran la imagen de las organizaciones.

 

En este sentido, manifestó que su gobierno ha transformado la gestión pública dándole un sentido más humano, orientada a la ciudadanía, promoviendo un trato cada vez con más calidez y calidad.

 

“Estamos seguros de que el Premio Salvadoreño a la Calidad y el Reconocimiento a las Mejores Prácticas, es un valioso estímulo para las organizaciones a seguir en el camino del perfeccionamiento y el desarrollo”, indicó.

Por su parte, Antonio Morales, subsecretario de gobernabilidad, manifestó que la capacidad que tiene el Estado de atender las demandas de la población con celeridad, humanismo y justicia, garantiza el cumplimiento al derecho a la calidad en el servicio que tienen los ciudadanos.

“Esto implica transformaciones en el Ejecutivo, en lo social, pero también en nuestras instituciones, eso es lo que está detrás del Premio Salvadoreño a la Calidad”, dijo.

 

 

San Salvador, 28 de noviembre de 2018.