Print Friendly
  • El gobierno realiza una inversión de alrededor de  1.5 millones de dólares en todo el proceso de legalización de terrenos de la línea férrea a nivel nacional. 

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén entregó hoy 617 títulos de propiedad y 6 subsidios para construcción de vivienda a familias que residen a lo largo de un tramo de la línea férrea entre San Miguel y Usulután, garantizando de esta forma que más de 2 mil salvadoreños vivan con la seguridad jurídica de sus terrenos.

 

Bajo el decreto 505 se han recuperado 79 kilómetros en 6 tramos ferroviarios sin utilidad, donde habitan 51 comunidades de La Unión, San Miguel, Usulután, San Salvador y Santa Ana.

 

En este sentido, el mandatario reiteró su compromiso de  trabajar sin descanso para darles seguridad jurídica sobre sus terrenos a más de 3 mil familias de 51 comunidades de la línea férrea.

 

Informó que alrededor de 1,576 familias de 10 comunidades han sido beneficiadas con escrituras de propiedad en los tramos férreos de San Miguel y Usulután y se continuarán los procesos técnicos para la legalización de los tramos desafectados en San Salvador y Santa Ana.

 

El estadista manifestó que entregar estas escrituras de propiedad constituye un acto de justicia a un sector antes excluido de las políticas públicas.

 

“Esta es una deuda histórica que saldamos bajo la visión inclusiva de nuestro gobierno. Ser legalmente el propietario de su terreno es un derecho fundamental para vivir con dignidad”, dijo.

 

Desde el 2009 el gobierno ha entregado más 6 mil 235 escrituras de propiedad y solo durante la gestión del presidente Sánchez Cerén se han invertido  más de 45 millones de dólares con programas sociales de FONAVIPO para favorecer a 76 mil 738 familias.

 

“Nuestro gobierno dispone de políticas respaldadas por el consenso popular y orientadas a garantizar viviendas dignas en comunidades seguras y en paz”, dijo el mandatario.

 

“Felicito a las familias beneficiadas y a todas las comunidades de la línea férrea por ser ejemplo de lo que se puede lograr cuando la gente se une y defiende sus derechos”, agregó.

 

El compromiso es ahora sumar esfuerzos para la prosperidad de sus familias y comunidades.

 

“Ahora pueden estar seguros de que la tierra que han habitado y cultivado durante mucho tiempo les pertenece con todas las garantías de las leyes de nuestro país”, acotó.

San Salvador, 12 de octubre de 2017.