Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén afirmó hoy que, en materia de política exterior, su gobierno está trabajando para que el país reciba los beneficios de países de distintas regiones del mundo y, en especial, está comprometido con el desarrollo de la integración centroamericana para logar unidos mayor fuerza ante los foros internacionales.

Durante la entrevista Conversando de Radio Maya Visión, el gobernante expresó que “El Salvador tiene que abrirse al mundo, tiene que ser parte de esa visión de verse inserto en el mundo, inserto en las regiones”.

“Mi gobierno va a trabajar fuertemente por la integración centroamericana porque en la medida que actuemos juntos (…) vamos a tener una voz más fuerte en los diferentes foros regionales”, expresó.

Añadió que con Estados Unidos existe “una relación natural”, que incluye a los salvadoreños que viven en ese país, así como la agenda de cooperación y comercio.

Afirmó que con esta nación norteamericana su administración mantendrá una política de “respeto mutuo”, a nuestra identidad y soberanía; y relaciones basadas en la complementariedad y el trabajo por el desarrollo.

El jefe de Estado destacó la reciente visita al país del presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, y valoró como positiva las históricas relaciones y la ayuda que, a nivel de cooperación, brinda el país asiático a diferentes programas de desarrollo.

El gobernante anunció que en la delegación taiwanesa también estaban incluidas diferentes personalidades del gobierno, que “analizaron una inversión estratégica en el área energética”.

“Hay la posibilidad de una inversión importante, millonaria, para comenzar a iluminar las  ciudades con esta tecnología  de luces Led, que es más ahorrativa y además genera  también una fuente de ingreso  porque la idea  es  ver si se monta aquí una planta para que esta sea  la distribuidora para  toda Centroamérica”, expresó el gobernante.

Asimismo, destacó la reciente visita al país del canciller de Venezuela, Elías José Jaua, quien firmó con el canciller Hugo Martínez, un memorándum de entendimiento para la renegociación del Acuerdo de Alcance Parcial entre ambas naciones.

A partir de este documento, explicó el presidente Sánchez Cerén, “vamos a trabajar por un mayor nivel de cooperación”, que incluirá áreas como la agrícola y los deportes, así como un plan específico para mejorar los instrumentos que utilizan las personas con discapacidad, como bastones y sillas de ruedas.

Recordó que con Venezuela también está en la agenda la alianza Petrocaribe, iniciativa en la cual El Salvador fue aceptado el pasado 2 de junio.

“Vamos a tratar de buscar condiciones especiales de que un 60% lo podemos pagar inmediatamente y un 40% lo podamos pagar, ya sea con productos o en el largo plazo, porque eso también nos permite utilizar esos recursos para todos los programas de desarrollo social”, explicó.

También anunció que se han tenido pláticas para que a través de Petrocaribe se pueda presentar ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) “un programa estratégico buscando un financiamiento por lo menos de unos 20, 30 o 50 millones de dólares, en donde ellos dan condiciones especiales, creo que es al 2%”, lo cual “nos abre una gama de posibilidades”.

El Presidente de la República afirmó que el tema Petrocaribe “ha generado una serie de demandas de parte de sectores empresariales, posiciones ideológicas de parte de la ANEP, pero queremos decirles que voy a hacer un gobierno abierto al mundo, yo no me voy a dejar influir por ninguna ideología”.

“Nosotros lo que queremos es que el país reciba los beneficios de todo el mundo, de todos los países, nosotros somos respetuosos de las decisiones de cada uno de los pueblos y eso no niega que le apostemos, primero, a tratar de firmar un acuerdo energético con Venezuela”, expresó el gobernante.

San Salvador, 08 de julio de 2014.