Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró hoy que su gobierno no dará marcha atrás en el diálogo que ha emprendido con los trabajadores y trabajadoras en busca de garantizar la organización sindical y la justicia laboral.

“El diálogo no puede ser solamente con los empresarios, debe ser también con el pueblo, con el pueblo trabajador, porque la riqueza la produce el empresario, pero también la produce el trabajador”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, transmitido este sábado desde el municipio de Cuscatancingo.

“El trabajador tiene derechos y a veces no les cumplen esos derechos, a veces los salarios que se le paga son indignos, a veces lo hacen trabajar más del tiempo necesario, y este gobierno tiene que garantizar la justicia laboral”, subrayó.

Destacó que como parte de ese diálogo se reunió el pasado viernes con centrales de trabajadores y federaciones sindicales en Casa Presidencial, a quienes presentó la estrategia gubernamental para la promoción y fomento de la justicia laboral y el empleo digno.

Dentro de estas acciones destacó la conformación de una Comisión Presidencial para los Asuntos Laborales, en la cual se ventilarán las principales demandas del sector trabajador; además, la creación próximamente de un Consejo Nacional para el Fomento de los Trabajadores.

El mandatario también reiteró la disposición de su gobierno de hacer una revisión del salario mínimo, acorde al costo de la vida y a la productividad del país.

Al respecto, señaló que la decisión de su gobierno de dialogar este tema con el sector laboral, al interior de la Comisión Presidencial para los Asuntos Laborales, no contraviene la legislación nacional que regula la compensación mínima para los trabajadores y trabajadoras.

Aclaró que la decisión de aumentar el salario mínimo está en manos del Consejo Nacional del Salario Mínimo, una entidad tripartita, integrada por el gobierno, empresarios y trabajadores.

“Nosotros no estamos sustituyendo al Consejo Nacional del Salario Mínimo, pero sí estamos en la obligación de dialogar con los trabajadores para ver cómo ellos ven el tema del salario mínimo, escuchar a los trabajadores y a partir de escucharlos, tomar iniciativas”, acotó.

Añadió que estos esfuerzos seguirán adelante pese al anuncio hecho por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de que demandará al gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo.

“Yo le digo a la ANEP que puede presentar la demanda, pero no vamos a detener nuestro esfuerzo de dialogar y seguir platicando con los trabajadores, porque son parte de esta sociedad y son un actor fundamental en las soluciones del país”, recalcó.

San Salvador, 21 de febrero de 2015.