Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén expresó hoy que su gobierno estima para este año un crecimiento económico de 2.5%, como resultado de las diversas iniciativas impulsadas, las cuales van dirigidas a mejorar la calidad de vida de la población salvadoreña.

Durante la entrega de títulos de propiedad a familias de la comunidad San Jerónimo, en Guazapa, el mandatario se refirió a los diversos programas que promueve el Ejecutivo en materia de educación, vivienda, agricultura, logística, transporte e inversiones.

Entre estas iniciativas destacó la entrega de 400 mil paquetes de semilla de maíz y fertilizantes, con los cuales se pretende beneficiar a más de 450 mil personas.

“Vamos a entregar también 200 mil paquetes de frijoles. Hasta hoy hemos entregado 75, 838, necesitamos asegurar la alimentación de las personas, y en eso estamos trabajando”, manifestó.

Agregó que el gobierno se encuentra preparado con un plan estratégico, en el caso de experimentar un fenómeno de sequía como en los pasados años, el cual contempla medidas para prevenir un posible incremento en el precio de estos granos básicos.

Asimismo, se refirió a la reducción en las tarifas de energía eléctrica, producto de las bajas en el precio del combustible, lo que a su criterio se traduce en ahorros que benefician directamente a las familias.

El jefe de Estado expresó que los esfuerzos del Ejecutivo se centrarán además en la generación de más empleos, para lograr hacer de El Salvador, un país productivo, educado y Seguro como lo contempla el Plan Quinquenal de Desarrollo 2015-2019.

Destacó además la importancia de mejorar la calidad de educación en la niñez y la juventud, por lo que anunció que la próxima semana se entregarán 6,500 computadoras como parte del programa “Un niño, una niña, una computadora”.

“Este año pensamos entregar alrededor de 50 mil computadoras para que los niños y niñas de los centros escolares y los jóvenes de bachillerato tengan acceso a las nuevas tecnologías porque sino la educación no es de calidad”, dijo.

San Salvador, 16 de abril de 2015.