Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió con satisfacción las declaraciones hechas recientemente por el Papa Francisco, en las cuales éste expresó que “no hay algún impedimento” para la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, a quien calificó como “hombre de Dios”.

“Todos los salvadoreños, todos los amigos que son salvadoreños, el día de ayer se sintieron felices, porque ayer tuvimos la grata noticia del Papa Francisco que no existe ningún obstáculo para la beatificación de Monseñor Romero y él afirma que es un hombre de Dios”, afirmó el presidente esta mañana, durante un evento realizado en el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

“Estamos seguros que esta tierra en la que vivió el martirio Monseñor Romero también vamos a recibir sus bendiciones y vamos a salir adelante”, añadió.

El pasado lunes trascendieron a través de los medios de comunicación las declaraciones del Papa Francisco, quien aseguró: “Romero es un hombre de Dios, pero ahora el proceso debe continuar y el Señor nos tiene que dar una señal. Los postuladores se tiene que mover porque no hay ningún impedimento” a su beatificación.

Previo a tomar posesión de la Presidencia, el presidente Sánchez Cerén se reunió el 25 de abril –en su calidad de presidente electo– con el Papa Francisco en Roma, en una audiencia en la que el gobernante abogó por la canonización del obispo mártir.

 

San Salvador, 19 de agosto de 2014.