Print Friendly

 

  • El gobierno reconoce al cuerpo militar, junto a los elementos de la Policía Nacional Civil y los custodios de centros penales, como agentes claves para la ejecución del Plan El Salvador Seguro que busca combatir la criminalidad, rescatar los territorios y fortalecer el tejido social.

 

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén participó hoy en la ceremonia de graduación de la octogésima séptima promoción de oficiales de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), en la que destacó la disciplina, honor y lealtad que orientan la filosofía de la carrera militar.

 

El líder del país  instó a la institución militar a continuar trabajando por preservar la paz,  la soberanía del Estado y la integridad del territorio nacional.

 

“La tarea de defender a la nación significa una responsabilidad muy grande. El compromiso que hoy asumen es, en primer lugar, con el cumplimiento de esa gran tarea que la Constitución de la República les manda. Pero además, les encomiendo que con su trabajo contribuyan a la consolidación y vivencia de los Acuerdos de Paz”, dijo el mandatario a los oficiales.

 

Manifestó que su gobierno está convencido de la capacidad y aptitud que tiene la Fuerza Armada para apoyar a la paz social en El Salvador, e instó a los militares a proteger con valentía y honor la integridad de las salvadoreñas y los salvadoreños, quienes constituyen el “verdadero cuerpo y alma de la nación”.

 

Agregó que la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios ha modernizado y adaptando la carrera militar a las exigencias de los nuevos tiempos, con el objetivo claro de formar soldados capaces, profesionales, con vocación de servicio a la patria y alto estatus ético y moral.

 

“Me complace ver que en nuestro país existen muchos jóvenes que tienen interés en la carrera militar, porque eso quiere decir que son jóvenes con deseos de servir al país, de asegurar los territorios y la paz para el pueblo salvadoreño”, manifestó.

 

En su mensaje, el jefe de Estado resaltó el papel que desempeña en estos momentos la Fuerza Armada en tareas de seguridad pública junto a la Policía Nacional Civil, asegurando que dicho respaldo ha sido fundamental para asegurar la tranquilidad y el bienestar de las familias salvadoreñas.

 

El mandatario explicó que la puesta en marcha del Plan El Salvador Seguro constituye la estrategia más completa y visionaria que se haya realizado por la seguridad en el  país y permitirá dignificar el trabajo que realizan el cuerpo militar en las tareas de seguridad.

 

“Estos recursos nos permitirán apoyar y reconocer la labor de todos los elementos que se desempeñan por la seguridad de nuestro pueblo. Muy pronto esperamos entregar un bono a todas las unidades de la Fuerza Armada que apoyan a la Policía Nacional Civil en su labor de defensa. Nuestro propósito es aumentar el salario para todo el ejército para toda la Policía Nacional Civil y para todos los custodios”, dijo.

 

Expresó que “la realidad que vivimos exige de nosotros el máximo esfuerzo y dedicación. El pueblo confía en nosotros. Les pido que correspondamos esa confianza con lealtad y firmeza, brindando seguridad y bienestar a nuestra gente”.

 

“Ustedes nuevas generaciones pueden reescribir la historia de nuestro país, actuando siempre apegados a la ley, buscando siempre el bien común de nuestra sociedad y haciendo honor a esa nueva institucionalidad que se escribió después de los Acuerdos de Paz”, acotó.

 

 

San Salvador, 1 de diciembre de 2015.