Print Friendly
  • El gobernante destacó en su discurso el invaluable aporte que la Fuerza Armada realiza en apoyo a las tareas de seguridad. También honró la memoria de los miembros de la institución caídos en el cumplimiento de su deber.

 El Presidente de la República y Comandante General de la Fuerza Armada, Salvador Sánchez Cerén, entregó este martes los sables y espadas a 62 señoritas y caballeros cadetes de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios que los acreditan como nuevos oficiales de la institución castrense, que pondrán las habilidades y conocimientos adquiridos al servicio del país.

 

Se trata de la LXXXIX promoción de oficiales graduada en ese centro de formación militar, fundado en 1868, la primera academia de su género en Centroamérica.

 

“La evolución de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios denota un constante esfuerzo por actualizarse y mejorar la calidad de su enseñanza bajo los principios de responsabilidad, honorabilidad y lealtad a la patria”, reconoció el Presidente durante el acto de graduación, celebrado en la capital, San Salvador.

 

Felicitó a los nuevos oficiales por haber alcanzado una meta trascendental en sus vidas. “Este logro, a la vez, les abre un camino para continuar desarrollando una carrera profesional basada en el servicio al país”, dijo.

 

Los cadetes graduados forman parte de las tres ramas de la Fuerza Armada: Ejército, Fuerza Armada y Fuerza Naval. Asimismo, fueron graduados cuatro jóvenes cadetes provenientes de las naciones hermanas de Panamá, República Dominicana y la República de China (Taiwán), como parte de un programa de intercambio entre la Escuela Militar y sus similares en otros países.

 

De esta manera también se graduaron 4 jóvenes cadetes salvadoreños formados en el exterior (en Taiwán, República Dominicana, México y Honduras) a quienes el Presidente dio sus felicitaciones.

 

El gobernante destacó además la implementación del programa de carreras universitarias en la Escuela Militar, mediante el cual se han graduado 17 cadetes en distintas carreras universitarias. Actualmente otros 10 se encuentran cursando carreras en universidades privadas del país.

 

Durante la ceremonia el Presidente hizo énfasis en el invaluable aporte que la Fuerza Armada realiza a las tareas de seguridad que ejecuta la Policía Nacional Civil, el cual valoró como una muestra de la capacidad de la institución castrense para adaptarse a los tiempos que vive el país.

 

“Nuestros elementos militares realizan una labor imprescindible al apoyar a la Policía Nacional Civil en el combate contra los grupos criminales y garantizar tranquilidad a las familias salvadoreñas”, manifestó el Comandante General.

 

Destacó que en ese marco la intervención de la Fuerza Armada en el combate al narcotráfico permitió la incautación de 18 mil kilógramos de sustancias ilícitas.

 

“Honramos a los 21 miembros de la institución militar que han ofrendado sus vidas en el cumplimiento de su deber. Estos héroes de la patria nos motivan a trabajar con más empeño por la tranquilidad y seguridad de nuestro país, y a no descansar hasta llevar ante la ley a los autores de tan horrendos crímenes”, subrayó.

 

El Presidente también remarcó el apoyo de su gobierno al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), reiterando su “decisión de continuar cumpliendo los compromisos previsionales con los afiliados y pensionados”.

 

“Ustedes tienen la misión de trabajar por la democracia, la paz y la convivencia en El Salvador, esa es la gesta más valiosa para defender a un país”, expresó el jefe de Estado a los caballeros y señoritas graduadas.

 

“Nuestro país les agradece infinitamente por su decisión de servir a la patria, y por encontrar en ustedes valores para el desarrollo de nuestra sociedad”, expresó.

 

Junto al Presidente, encabezaron el acto el evento el ministro de la Defensa Nacional, General David Munguía Payés, su viceministro, General Jaime Mena Torres, y oficiales del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, así como el director de la Escuela Militar, Coronel José Roberto Saleth Orellana.

 

 

 

San Salvador 28 de noviembre de 2017.