Print Friendly
  • La obra liberará el tránsito en una de las principales arterias de San Salvador, un trabajo que contribuirá al desarrollo  económico de la principal metrópoli del país.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén dio apertura este martes a una de las obras  que consolidan la modernización de la capital, San Salvador: el túnel de 118 metros del redondel Masferrer, una de las zonas más transitadas y de mayor movimiento comercial de la principal ciudad salvadoreña.

 

“Esta es una obra que contribuye al desarrollo de San Salvador, no solo a embellecer nuestra capital, sino también a generar un dinamismo, de mayor actividad de movilidad de las personas, pero también de movilidad de nuestras mercancías, de nuestros productos”, dijo el mandatario en el acto de habilitación, acompañado de su ministro de obras públicas, Gerson Martínez.

 

Los trabajos habilitados, cuya inversión ascendió a más de $16.7 millones, consisten en dos túneles gemelos que empalman la avenida Jerusalén y la Masferrer Norte, en un tramo que completo abarca 340 metros, por el cual transitan en promedio más de 50 mil vehículos a diario.

 

La obra ha sido rematada con un toque artístico que el presidente ha calificado como un “homenaje a nuestra identidad”: seis relieves escultóricos elaborados por el equipo del Proyecto Arqueológico Cabezas de Jaguar, cubriendo 380 metros cuadrados del túnel.

 

“Esta obra física tiene de por medio un gran valor humano, esta es una obra humana, desde los que participaron en diseñar la obra (…) que también junto con los trabajadores son los que han puesto su alma y su corazón, y su voluntad y su capacidad para hacer esta entrega esta entrega a El Salvador”, apuntó el jefe de Gobierno.

 

La fuerza de trabajo en la construcción de esta infraestructura suma 500 trabajadores, quienes han realizado su labor por turnos para cubrir las 24 horas del día, en tres frentes simultáneos: zona sur, norte y al centro del redondel.

 

El túnel habilitado forma parte de una obra mayor que se realiza en dicho lugar, que incluye la construcción de pasarelas peatonales, rampas, elevadores y escaleras, cumpliendo con normas de accesibilidad universal.

 

“La siguiente es una etapa [de construcción] de aproximadamente 60 a 75 días. Esto arranca inmediatamente, hoy a las 24 horas, cierra el mes de agosto y arranca la última etapa”, informó el ministro de obras públicas.

 

El mandatario, por su parte, recordó que este es un trabajo que se completa con otras obras realizarse que liberarán el tráfico en la capital: el paso multinivel en el redondel Naciones Unidas (ya inaugurado) y el paso multinivel en el Rancho Navarra (cuyos trabajos se prevé arranquen en noviembre).

 

“Hay mucha movilidad  alrededor de toda la región y por lo tanto necesitamos garantizar vías seguras, vías rápidas y vías también de alta calidad, esa es una característica de esta obra”, señaló el presidente.

 

“Si juntamos toda la inversión del gobierno, junto a la inversión del sector privado, se reafirma lo que ha dicho el presidente del Banco Central de Reserva, que tenemos la posibilidad de, en este semestre, crecer más 2.5% y terminar el año creciendo alrededor de 3.2%”, indicó.

 

 

 

 

San Salvador, 30 de agosto de 2016.