Print Friendly, PDF & Email
  • Es un día histórico en El Mozote, esta comunidad que hace 36 años fue víctima, junto a la población de zonas aledañas, de la más terrible masacere que reporta la historia salvadoreña.

 Hoy, el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, llegó minutos antes de las 10.00 a.m. para honrar la memoria de las víctimas, pero no ha llegado con las manos vacías, pues viene a rendir cuentas sobre lo realizado en el marco de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos relativa a este amargo episodio de la historia nacional.

 

Entre las acciones que corresponden al Ejecutivo están la edificación, por parte del Ministerio de Obras Públicas, de la carretera entre Arambala y el caserío El Mozote, así como las obras ampliación y mejoras de la Unidad Comunitaria de Salud Familiar Básica (UCSFB), las cuales fueron inauguradas por el jefe de Estado.

 

La carretera mide 3,3 kilómetros, fue construida con una inversión de más de medio millón de dólares y mejora la calidad de vida de unas 19 mil personas de los municipios de Meanguera, Arambala y Joateca, en el norte de Morazán.

 

Este trozo del territorio nacional reporta un importante despegue turístico como parte de la Ruta de Paz.

 

“Todo esto está enmarcado en la Sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos y la directriz que usted nos da, señor Presidente, de no tener más territorios olvidados y trabajar en restituir la dignidad de las personas, de estas localidades”, dijo el viceministro de obras públicas, Emilio Ventura, en el acto realizado en la entrada de la comunidad El Mozote.

Anunció que avanza a un 20% la segunda fase de la carretera, con una extensión de 7.6 kilómetros, desde El Mozote hasta el caserío Altomiro, con inversión de $2.6 millones.

Las obras en la unidad de salud, que funciona desde 2014, incluyen la ampliación y mejoras completas en la infraestructura.

 

En este lugar el Ministerio de Salud realiza un programa de salud integral, incluyendo servicios médicos, odontológicos y atención psicosocial.

 

La ministra de salud, Violeta Menjivar, dijo que estos esfuerzos son parte del cumplimiento de la sentencia para “proteger y dar atención integral a las víctimas”.

 

En este sistema trabajan la unidad de salud de El Mozote, y los centros de atención en Meanguera, Arambala, San Luis, Los Quebranchos y Jocoaitique.

 

El Presidente develó la placa que inaugura esta nueva infraestructura de salud y entregó a  la doctora Sonia Santiago, directora de la UCSFB, las llaves de una ambulancia medicalizada, de última generación, para el trasalado de pacientes en las mejores condiciones.

 

Cserío El Mozote, Meanguera (Morazán), 9 de diciembre de 2017.