Print Friendly
  • El evento congrega a inversionistas de alrededor de 30 países. El gobernante destacó los atractivos que el país ofrece para convertirse en un destino prometedor para sus inversiones.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró el primer Foro Internacional de Inversiones El Salvador 2017, en el que destacó las oportunidades de negocios que pueden realizarse en el país y las ventajas que se brindan a los inversionistas, tanto nacionales como internacionales.

 

“El Salvador es un país encantador por su gente, sus bellezas naturales y con grandes ventajas competitivas por su estratégica posición geográfica, lo cual lo hace un destino atractivo para las inversiones, el turismo y la promoción de las exportaciones”, dijo el gobernante en su discurso inaugural.

 

“Para mi gobierno es fundamental la promoción y atracción de inversiones nacionales y extranjeras, para consolidar a El Salvador como un país integrado a la región y al mundo, que abre espacio a los inversionistas de todas las latitudes”, añadió.

 


El Foro Internacional de Inversiones, organizado por el Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), reúne a cerca de 550 visitantes de América, Europa y Asia.

 

Además, cuenta con la presencia de 250 representantes de empresas, voceros de entidades internacionales y multilaterales.

 

“Por primera vez El Salvador se lanza en un gran esfuerzo para darse a conocer, para demostrar que somos un país positivo, un país lindo, atractivo, pero también un país donde vale la pena hacer apuestas por inversión”, aseguró el presidente de PROESA, Sigfrido Reyes.

 

El jefe de Estado se refirió a las ventajas que el país ofrece para los inversores, dentro de las cuales destacó la apertura al comercio internacional, que permitió un incremento del 3.65% en las exportaciones al cierre de enero.

 

Destacó también el despegue que experimenta la economía salvadoreña, registrando un buen desempeño en sectores como el agropecuario, el comercio, la industria manufacturera, los servicios empresariales y la construcción.

 


Agregó a las ventajas del país el desarrollo de una infraestructura competitiva en materia portuaria, aeroportuaria y vial, los esfuerzos por mejorar los niveles de seguridad -destacando la reducción en  un 60% de las tasa de criminalidad- y la apuesta para brindar agilidad en los trámites empresariales, labor en la cual destacó la coordinación junto al sector privado en el Organismo de Mejora Regulatoria y el trabajo del Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, a quien nombró comisionado presidencial para las inversiones.

 

“Vale la pena invertir en El Salvador por su marco legal que promueve y garantiza la protección de las inversiones, que incluye las leyes de inversión, de estabilidad jurídica para las inversiones, y de firma electrónica, entre otras”, enfatizó el Presidente.

 

Las reformas a la Ley Especial de Asocios Público-Privados, en busca de hacer más expeditas las aprobaciones legislativas sobre este tipo de proyectos, también fueron destacadas por el gobernante como un incentivo a los inversionistas.

 

Señaló además que el gobierno trabaja actualmente en la modernización del sistema de aduanas, así como en la legislación para hacer posible la concesión del Puerto de la Unión Centroamericana.

 

“Por supuesto, profundizaremos el trabajo por una educación de calidad, como pilar fundamental para proveer talento humano altamente competitivo y cualificado”, dijo el jefe de Estado.

 

“Confianza es la palabra que representa bien los nuevos entendimientos que estamos creando en función del desarrollo. Son bienvenidos, nos honran con su confianza e interés en nuestro país y su gente”, manifestó el Presidente.

 

 

San Salvador, 29 de marzo de 2017.