Print Friendly
  • La planta tiene una capacidad de ensamblaje de 100 computadoras diarias, las cuales llegarán a todas la escuelas del país gracias al programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró este miércoles en el municipio Zacatecoluca la primera planta de ensamblaje de computadoras portátiles en El Salvador, la cual suministrará los equipos necesarios para el programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora.

 

“Esta planta de ensamblaje es un importante logro que como salvadoreños debemos celebrar. Es una señal de que nuestro país se encamina con buen rumbo en áreas como tecnología y productividad”, aseguró el mandatario en su discurso.

 

La planta, única en el país y en Centroamérica, tiene capacidad de ensamblar 100 computadoras al día y 24,000 al año. El proceso se realiza en cinco pasos, garantizando los más altos niveles de calidad a través de diferentes controles, y está a cargo de especialistas salvadoreños.

 

La inversión inicial es de $778,616 para la compra de 1000 kits de partes de  computadoras portátiles para ensamblar el mismo número de unidades, así como  herramientas e insumos para el proceso de producción, reacondicionamiento de la infraestructura, transferencia de conocimiento y capacitación técnica del personal.

 

“Nuestro interés es que con la planta de ensamblaje de computadoras podamos tener un efecto social y económico incluyente. Esta importancia en el sector económico radica principalmente en que como país tengamos la solvencia y la capacidad de sustentar nuestro propio desarrollo”, dijo el mandatario.

 

“Este proyecto marca una de las más grandes referencias en materia de sostenibilidad en los últimos años”, añadió.

 

Señaló además que la capacidad instalada con la que cuenta esta planta permitirá tener un tiempo de respuesta más rápida para la reparación y el mantenimiento del equipo que esté dañado, mejorando así el reemplazo de estos con mayor agilidad.

 

 

“Los resultados de este proyecto contribuyen a que los estudiantes y docentes tengan fácil acceso a las tecnologías de educación, pues también disminuirá el índice de computadora por estudiante, y vendrá a satisfacer la demanda de computadoras como recurso pedagógico”, subrayó.

 

Además, aseguró que como parte del programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora se han formado ya más de 35 mil maestros en conocimientos de informática; además, afirmó que más de 1.500 centros escolares poseen conexión a internet y se trabaja para que otros 1.177 centros puedan contar con este servicio este año.

 

“En un futuro estos niños y niñas que ahora son beneficiados con este gran proyecto serán creadores de las nuevas aplicaciones que responderán a las necesidades educativas, sociales y culturales de nuestro país”, dijo.

 

 

San Salvador, 27 de enero de 2016.