Print Friendly

 

  • Desde su llegada a la presidencia en 2014, el jefe de Estado definió la participación de la ciudadanía como la concreción de la democracia y la fórmula más eficaz para impulsar un desarrollo inclusivo.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró hoy el primer encuentro nacional de Asambleas Ciudadanas, evento en el que  destacó que la participación de la sociedad es indispensable para la consolidación de un Estado democrático de derecho, que responda verdaderamente a los intereses del pueblo.

 

En este encuentro, organizado por la secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción y el Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial,  participan representantes directos de los diferentes territorios del país, quienes, en coordinación con sus comunidades, están trabajando por el desarrollo de sus municipios.

 

“Desde el inicio de nuestra gestión como gobierno, establecimos una política fundamentada en la cercanía e involucramiento de las personas y sus organizaciones, dándoles un papel protagónico en la construcción del país que queremos, con el enfoque y la filosofía del Buen Vivir”, dijo el jefe de Estado.

 

Manifestó que “con esta nueva forma de gobernar, cercana a la gente, queremos ir generando una nueva cultura en la sociedad salvadoreña”, para lo cual se necesita fomentar la participación ciudadana.

 

“Necesitamos una cultura de participación, donde todas y todos seamos actores decisivos en la transformación social, porque los programas del Plan Quinquenal lo que buscan es transformar esta sociedad hacerla más justa, equitativa, y que responda a los intereses de los más humildes y pobres”, expresó.

 

Para el mandatario, el papel que desempeñan las Asambleas Ciudadanas como espacios plurales y permanentes de diálogo es fundamental para garantizar el desarrollo de los territorios y comunidades, ya que constituyen espacios donde predominan la pluralidad, la igualdad y el respeto al Estado de derecho.

 

El gobernante informó que entre mayo y  diciembre se ha trabajado en la conformación de 14 Asambleas Ciudadanas Departamentales, derivadas de las 262 Asambleas Municipales, las cuales serán el referente social de las instituciones del Gobierno con presencia en los territorios y las encargadas de diseñar los planes de desarrollo en sus departamentos.

 

 

A la fecha ya han sido juramentadas las Asambleas Ciudadanas Departamentales de Usulután, La Unión, San Miguel y Morazán, las que han tenido una importante participación en la priorización de los proyectos del Plan Maestro para la Zona Oriental, impulsado por la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia.

 

“Nuestra apuesta es propiciar la cooperación de todos los actores sociales y establecer vínculos de reciprocidad  que fortalezcan el tejido social y la convivencia en el país”, aseguró el jefe de Estado.

 

Agregó que solo a partir de la participación ciudadana se puede consolidar “el nuevo modelo de desarrollo equitativo e incluyente fundamentado en el bienestar social”.

 

En su mensaje, el mandatario invitó a las diferentes expresiones organizadas de la sociedad civil a formar parte de estos esfuerzos, cuyo objetivo primordial es alcanzar una mejor calidad de vida para la población salvadoreña.

 

“Reitero nuestro compromiso por continuar consolidando y abriendo más espacios para la participación ciudadana y construir juntos un país incluyente, solidario y democrático, con oportunidades de buen vivir para toda la población”.

 

San Salvador, 8 de diciembre de 2015.