Print Friendly
  • El gobierno sigue inaugurando numerosas obras de conectividad en distintos departamentos del país, contribuyendo de esta forma al desarrollo de rubros como el turismo, la producción agrícola y el comercio en los territorios.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró hoy  23 nuevos kilómetros de la carretera que de la ciudad de Chalatenango conduce a Arcatao, beneficiando a una población de más de 40 mil habitantes de al menos cuatro municipios de este departamento del norte del país.

 

El proyecto  se desarrolló en dos etapas, construyéndose en la primera 13 kilómetros  de longitud  con una inversión de $ 7,8 millones, mientras que en la segunda se construyeron 10.02 kilómetros de carretera con un monto de $7,5 millones.

 

“Los habitantes de Nueva Trinidad y Arcatao pueden tener la seguridad de que la carretera que les entregamos hoy es moderna, segura y duradera. Fue diseñada por expertos, de manera que se tomaron en cuenta todas las condiciones y requerimientos de una obra de este tipo”, aseguró el mandatario.

 

La obra permitirá una mejor comunicación con los demás municipios y fortalecerá rubros importantes para su desarrollo como el comercio, el turismo y la producción agrícola.

 

Ambas fases del proyecto comprenden trabajos de drenaje mayor, drenaje menor, estructura de pavimentos, obras ambientales y sociales, obras complementarias, así como  las obras de estabilización de  taludes,  señalización y barreras.

 

El proyecto incluye además la construcción de cunetas revestidas que conducen el agua de la  escorrentía generada por las áreas vecinas.

 

Para el mandatario, las obras públicas son una de las principales herramientas con las que cuenta el Estado para lograr el progreso socioeconómico de todos los territorios.

 

“Nuestro plan es potenciar la comunicación entre nuestras ciudades, para hacer crecer más las relaciones comerciales y así mejorar la calidad de vida de las y los salvadoreños”, expresó el estadista.

 

 

En este sentido, el gobierno, a través del MOP, ha ejecutado numerosas obras de conectividad  en el departamento de Chalatenango como la carretera que del desvío Chiapas conduce al baipás de Chalatenango, y que consta de más de 4 kilómetros de nueva carretera para una población de 17,939 habitantes de ocho diferentes municipios.

 

Otra importante carretera es la que conduce de San Miguel de Mercedes a San Antonio Los Ranchos. Este tramo consta de 4.9 kilómetros y se ejecutó con una suma de $1,6 millones, beneficiando a unos 12,000 habitantes.

 

El presidente mencionó además la construcción del paso a doble nivel en el Tramo Quitasol-Intersección desvío de Amayo, el cual se realizó con una inversión superior a los $9.2 millones y beneficia actualmente a más de 13 mil habitantes de Tejutla y a los usuarios que se conducen por la frontera El Poy.

 

Otra importante obra es la carretera de Potonico, que consta de 7.56 kilómetros y que actualmente se encuentra en su fase final.

 

Asimismo, otras carreteras de la zona que se encuentran en ejecución son el puente Tamulasco, cuyo avance es del 22%, y el puente La Palma, que avanza en un 10%.

 

Igualmente en 2015 FOVIAL ejecutó en Chalatenango una inversión que superó los $2.7 millones e incluyó el mantenimiento de vías pavimentadas y no pavimentadas, mantenimiento de puentes, obras de paso, señalización y seguridad vial.

 

De acuerdo con el presidente “todas estas obras se traducen en miles de empleos, miles de familias mejor comunicadas y miles de negocios beneficiados”.

 

“Hoy entregamos una gran obra, propia de un país que avanza, de un país con futuro. Tenemos la misión de mejorar la conectividad y brindar a la población nuevas y mejores carreteras, funcionales, que  contribuyan al crecimiento económico y que generen acceso a beneficios sociales.

 

 

Chalatenango, 21 de enero de 2016.