Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén, al disertar hoy en la 69° Asamblea General de las Naciones Unidas que se realiza en Nueva York, hizo un llamado a la comunidad internacional a brindar su apoyo para superar la situación generada ante el incremento del flujo de niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados que viajan hacia los Estados Unidos.

“Estamos convencidos que ante este  fenómeno multi causal  debemos actuar con un enfoque integral que brinde la protección de los derechos de nuestras niñas y niños, que garantice el respeto al debido proceso  y el apoyo para la  reunificación con sus padres”, aseguró el jefe de Estado.

En su intervención en este importante cónclave, el mandatario reiteró la necesidad de que el Sistema de Naciones Unidas, incluyendo a la Asamblea General, asuma un papel creciente en la temática migratoria, y que “reconozca a la movilidad humana como un factor relevante en los esfuerzos de la organización, incluyéndolo en la implementación de la Agenda de Desarrollo Post 2015”.

“Debemos trabajar en las comunidades de origen de la población migrante para generar mejores condiciones, aumentar la inversión en educación, salud, seguridad y empleo. Todo esto con una perspectiva de  corresponsabilidad entre los países de origen, tránsito y destino”, dijo el gobernante.

En su discurso, el mandatario destacó que el  gobierno de El Salvador impulsa una serie de iniciativas encaminadas a concientizar a la población sobre los riesgos que implica emigrar de forma ilegal a Estados Unidos.

“El Salvador realiza sus mejores esfuerzos para mejorar la calidad de vida de la población y construir las condiciones que nos permitan fortalecer la unión familiar, los valores, crear oportunidades para las nuevas generaciones, y hacer conciencia sobre los riesgos que implica la migración de manera irregular, especialmente hacia los Estados Unidos”, expresó el mandatario salvadoreño.

Nueva York (EE.UU.), 26 de septiembre de 2014.