Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo que el juez que decretó el arresto domiciliar al expresidente Francisco Flores, acusado de varios delitos de corrupción, sabrá dar las explicaciones al país sobre su decisión de no enviarlo a una cárcel mientras se realiza el proceso.

“Por primera vez un exmandatario es juzgado por la justicia, yo creo que esa es la búsqueda de igualdad, todos debemos ser tratados de la misma forma, la justicia debe ser pareja para todos”, dijo el presidente Sánchez Cerén al referirse a este caso durante el programa Gobernando con la Gente, realizado en la colonia Centroamérica de San Salvador.

Sin embargo, cuestionó que “cómo es posible que un juez teniendo toda la información toma esta decisión” y remarcó que “la Asamblea Legislativa hizo investigaciones y se vio y se comprobó que hubo malversación de fondos”.

“Creo que el juez sabrá explicar cuáles son las razones”, expresó el mandatario.

 

El expresidente Flores, quien es acusado de varios delitos de corrupción por la donación de millonarios recursos de parte del gobierno de Taiwán, luego de meses de mantenerse como prófugo de la justicia se presentó ayer de forma voluntaria al Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador, donde el juez Levis Italmir Orellana determinó que cumpla arresto domiciliar mientras dure el proceso.

 

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, quien integró la comisión especial legislativa que investigó al ex mandatario, dijo que toda la sociedad salvadoreña debe estar pendiente de que el sistema judicial realmente administre justicia en este caso.

 

“Que no lo vayan a investigar por los 10 millones (de dólares), sino que lo investiguen por todo, porque en la Comisión Especial entregamos documentos en los cuales hay todos los indicios para que sea procesados por 75 millones de dólares”, expresó el funcionario.

 

Afirmó que no “es justo” que en otros casos, como en extorsiones por 20 o 30 dólares, los delincuentes vayan a prisión, y en el caso de Flores el juez haya decidido decretar arresto domiciliar.

 

San Salvador, 6 de septiembre de 2014.